Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Opinión > El termómetro

Carlos Castaño

Carlos Castaño
Carlos Castaño, presidente de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid.
Lunes, 18 de abril de 2016, a las 12:00
Cuando uno acusa de no hablar con propiedad lo lógico es ser sumamente riguroso en las acusaciones que se vierten. Una regla básica que no ha aplicado la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) en su comunicado contra la Consejería de Sanidad madrileña por la publicación de las listas de espera. En este documento acusan a Sanidad de “mentir y engañar”, pero, paradójicamente, son ellos los que basan todas sus críticas en una premisa falsa. Dicen que la Consejería ha afirmado que la lista de espera quirúrgica se ha reducido un 53 por ciento, obviando un dato fundamental, que este porcentaje se refiere solo a aquellos pacientes “que esperan más de un año para operarse”. Es verdad que las listas de espera se pueden interpretar desde muchos puntos de vista, pero lo que no puede hacer una asociación que dice representar a un colectivo tan serio como el de los facultativos es faltar a la verdad.