Inicio Sanidad hoy El termómetro Dossier de Prensa Al día El Bisturí


EL REGISTRO ACUMULA 674 ATAQUES EN EL PRIMER SEMESTRE DE 2010
Salud resta importancia al aumento del 26% de agresiones a sanitarios 

Actualizacion: 27/09/2010 - 16:49
El SAS alega que no son “niveles elevados de incidencia, en relación con la inmensa actividad desarrollada”

Redacción. Sevilla
El registro de atención a los profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía ha acumulado en el primer semestre del año un total de 674 agresiones contra estos sanitarios mientras se encontraban en el ejercicio de sus funciones, lo que supone un 26 por ciento más que las registradas en los primeros seis meses de 2009.

JPEG - 44.5 KB
José Luis Gutiérrez,
gerente del SAS.

Desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se ha restado gravedad a estos datos, que no suponen “niveles elevados de incidencia, en relación con la inmensa actividad desarrollada”, puesto que, según asegura, “cada año se llevan a cabo en los centros sanitarios públicos de la comunidad más de cien millones de actuaciones sanitarias, entre consultas, urgencias, ingresos, visitas domiciliarias, dispensación de medicamentos o traslados, entre otros muchos actos”.

De las 674 agresiones registradas, 151 fueron físicas, mientras que los 523 episodios restantes fueron amenazas de tipo verbal. Atendiendo a su comparativa semestral y al tipo de amenaza, las agresiones físicas aumentaron en estos seis primeros meses en un 10,21 por ciento respecto al mismo periodo de 2009, al igual que las de tipo verbal, que crecieron un 30 por ciento.

El plan andaluz de prevención contra las agresiones, puesto en marcha en 2005, contempla la asistencia jurídica y psicológica de estos profesionales en el caso de que así lo demanden. Según datos del SAS, de las 15 sentencias relacionadas con agresiones físicas o verbales sufridas por profesionales, cinco han incluido la tipificación de delito de atentado contra la autoridad pública en el ejercicio de sus funciones. El departamento que dirige José Luis Gutiérrez también ha destacado que el Gobierno andaluz ha invertido cerca de 114 millones en medidas de seguridad, y que en 2010 el presupuesto es de 25 millones.

Por provincias, Málaga y Sevilla casi acumulan por sí solas la mitad de todas las agresiones físicas cometidas en este período. En concreto, Málaga ha sido la que ha registrado un mayor número de episodios (166), seguida de Sevilla (153 agresiones), por lo que entre ambas representan el 47,32 por ciento de todas las agresiones. Le siguen en número de actos violentos Cádiz (91), Jaén (82), Huelva (73), Córdoba (57) Granada (38) y, finalmente, Almería, con 14.

Por provincia y tipo de agresión, los profesionales que trabajan en centros de Málaga han soportado 38 agresiones físicas y 128 de tipo verbal; en Sevilla, 33 físicas y 120 verbales; en Cádiz, 20 físicas y 71 verbales; en Córdoba, 20 agresiones físicas y 37 verbales; en Jaén, 14 físicas y 68 verbales; en Huelva, 12 físicas y 61 verbales; en Granada, 10 físicas y 28 verbales, y en Almería, cuatro físicas y diez verbales.