20 de abril de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:00
Especialidades > Psiquiatría

El TDAH en personas adultas no diagnosticadas afecta a su vida laboral

Una investigación revela cómo influye el trastorno en las relaciones personales y cómo conduce a mayores niveles

Simone Vibert, investigadora de este proyecto de Demos.
El TDAH en personas adultas no diagnosticadas afecta a su vida laboral
Redacción
Martes, 20 de febrero de 2018, a las 16:00
El impacto en el trabajo podría ser el mayor precio que tienen que pagar las personas no diagnosticadas con TDAH. Un problema que también se extiende a sus familias. Porque este trastorno tiene fuertes repercusiones en varios aspectos de la vida del individuo que no ha sido evaluado por un especialista, incluidos la educación, la salud y las relaciones personales.

Esta conclusión se desprende de un proyecto de investigación que abarcó tres meses, durante los cuales la think tank Demos realizó entrevistas en profundidad a personas de Gran Bretaña que habían sido diagnosticadas con el trastorno durante la edad adulta. En ese tiempo, el grupo recibió testimonios escritos y habló con expertos, incluidos académicos y periodistas, para realizar una investigación exhaustiva que explorase el impacto socioeconómico de personas no diagnosticadas ni tratadas con TDAH, tanto para quienes viven con la condición, como para sus familias y la economía.

Un número significativo de los entrevistados consideraron que su bajo rendimiento en la escuela estaba directamente relacionado con los síntomas del TDAH, que no fueron tratados en aquel momento, y limitaron por tanto sus futuros -y potenciales- ingresos. La investigación concluye que la pérdida de ganancias y productividad en la edad adulta pueden ser la carga económica más importante del TDAH. Incluso aquellas personas entrevistadas que tenían un trabajo remunerado sufrían significativamente los resultados de los síntomas del TDAH.

Relaciones conflictivas y comportamiento antisocial

La investigación de Demos encontró también que las personas que viven con TDAH tenían un mayor riesgo de tener relaciones negativas como resultado del abandono prematuro del colego y la falta de empleo, que conduce a mayores niveles de comportamiento antisocial. Asimismo, las rutinas diarias fueron descritas por los participantes como extremadamente desafiantes.

Muchas de las personas que hablaron con Demos describieron, también, los desafíos a los que enfrentan al desarrollar y mantener relaciones sentimentales.

La investigación argumenta que la falta de conocimiento y comprensión del TDAH está inhibiendo el diagnóstico temprano y la intervención, aunque no hay pruebas concluyentes sobre el tratamiento a largo plazo, la educación, el trabajo y el bienestar.