23 de marzo de 2017 | Actualizado: Jueves a las 11:00
Autonomías > Madrid

Los ingresos hospitalarios por psicosis descienden un 16% en Madrid

Sánchez Martos detalla las acciones sociosanitarias para estos pacientes en colaboración con la Fundación Manantial

Sánchez Martos en el pleno de la Asamblea de Madrid.
Los ingresos hospitalarios por psicosis descienden un 16% en Madrid
Sergio López
Jueves, 16 de febrero de 2017, a las 14:20
La Consejería de Sanidad derivó a la Fundación Manantial a 36 jóvenes con psicosis en 2016, dentro del convenio que mantiene con esta institución sin ánimo de lucro. Así lo ha detallado este jueves el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, quien ha explicado en el transcurso del Pleno de la Asamblea de Madrid que gracias a esa colaboración se han reducido un 16 por ciento los ingresos hospitalarios por esa patología en la región.
 
El consejero ha comparecido en el parlamento regional para dar cuenta de las actuaciones que se están llevando a cabo de la mano de esta asociación que surge “desde el tejido asociativo” y a través de la cual, la Consejería desarrolla acciones sociosanitarias para las personas con trastornos mentales graves.
 

Según ha explicado Sánchez Martos, hay tres iniciativas actualmente en marcha en colaboración con la Fundación Manantial. El primero de ellos, es el proyecto Casa Verde, a través del cual, los centros de salud remiten a este centro a los hijos menores de cinco años de personas con trastorno mental para realizar un seguimiento del núcleo familiar y evitar situaciones de riesgo.
 
En segundo lugar está el servicio de “primer apoyo”, por el cual esta asociación realiza el acompañamiento de aquellos pacientes que reciben por primera vez un diagnóstico de trastorno mental grave. Por último, se ha referido a la atención a la psicosis para pacientes de hasta 16 años que se realiza a través de la colaboración de esta asociación con los centros de salud mental y el Hospital Príncipe de Asturias y que ha permitido la atención de 54 pacientes en dos años y medio y 36 sólo el último año.