El presidente del CGE también preside el Colegio enfermero cordobés pero no asiste desde hace meses a actos públicos

El tinglado cordobés de Pérez Raya: usa el voto pero no ejerce y ¿cobra?
Enrique Castillo recibe en el Colegio de Enfermería de Córdoba al consejero de Salud, Jesús Aguirre (izda); Florentino Pérez Raya, presidente del CGE y del Colegio cordobés (dcha).


25 nov 2021. 18.40H
SE LEE EN 8 minutos
Florentino Pérez Raya es, además de presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), presidente también del Colegio de Enfermería de Córdoba. Sin embargo, lleva meses sin participar de forma presencial en ninguno de los actos, reuniones e iniciativas públicas que organiza la institución cordobesa. Ni siquiera en los que ha contemplado visitas de las principales autoridades sanitarias de la región andaluza. Y eso que Renfe ofrece más de 23 trenes diarios entre Madrid, sede del CGE y su lugar de residencia, y la ciudad andaluza, con viajes de una hora y cuarenta minutos para recorrer los 395 kilómetros que separan ambas capitales.

Sin embargo, sí utiliza su voto en Madrid como presidente del Colegio de Enfermería de Córdoba para sacar adelante iniciativas como los Presupuestos para 2021 del CGE, cuando votó a favor dos veces: como presidente del Consejo General y del Colegio cordobés. De hecho, Pérez Raya ha mantenido el puesto de presidente de este Colegio, a diferencia de lo que hizo con su cargo como presidente del Consejo Andaluz de Enfermería, del que dimitió después de que salieran a la luz diversas informaciones que le señalaban.

Y es que los citados presupuestos se votaron en un contexto delicado, cuando periódicos como Redacción Médica pero también El País o El Diario informaban de presuntos hechos ilícitos que Pérez Raya habría cometido durante sus años como presidente pero también como vicepresidente del Consejo General de Enfermería; algunos de ellos investigados actualmente por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, con secreto de sumario declarado así como causa de especial complejidad.

La última de estas ausencias se ha dado a mediados de este mes de noviembre, cuando la ciudad de Córdoba rindió homenaje a las víctimas del Covid-19, entre ellas varios sanitarios, y del que el Colegio de Enfermería de Córdoba era uno de los organizadores. En esta ocasión, como en tantas otras, ha sido Enrique Castillo, presidente en funciones y vicepresidente según la estructura de la Comisión Ejecutiva, quien se ha encargado de asistir a la cita.

Enrique Castillo agradeció entonces, en nombre de las 4.500 enfermeras y enfermeros cordobeses y también en nombre del resto de Colegios profesionales sanitarios de Córdoba, “la labor y compromiso durante la pandemia de los miembros de los Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y también de otros colectivos esenciales como el personal de supermercados”; así como a las familias de los sanitarios, “a nuestras esposas, a nuestros maridos, a nuestros hijos, que también han padecido y sufrido, y se han comprometido en la lucha contra la pandemia”.

Otra de las ausencias de Pérez Raya se dio a principios de mes, cuando el Colegio cordobés inició una ronda de consultas con enfermeras especialistas con el objetivo de recabar sus necesidades y demandas laborales y profesionales. Algo similar ocurrió el pasado mes de septiembre y en una visita nada menor: el consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, visitó el lunes 14 de septiembre el Colegio de Enfermería cordobés y tuvo que ser recibido por Enrique Castillo, de nuevo en calidad de presidente en funciones.

Entre medias, tampoco hay rastro de Pérez Raya en la reflexión sobre la Encuesta 'Valoración de la profesión enfermera por parte de los ciudadanos de Córdoba', que ha llevado a cabo el Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba y sobre la que reflexionó Enrique del Castillo. Y lo mismo ocurre con la demanda a la Consejería de Salud y Familias para el reconocimiento en la Bolsa Única de empleo temporal del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de la experiencia profesional de las enfermeras que trabajan en todo tipo de centros concertados y en mutuas de accidentes de trabajo y enfermedad profesional.

Ni tampoco aparece en la nota sobre el respaldo del Colegio la petición que a nivel nacional está realizando la Plataforma para la Jubilación Anticipada Voluntaria en Instituciones Sanitarias (Javiiss) para que los profesionales sanitarios puedan jubilarse de forma voluntaria y anticipada a partir de los 60 años sin merma en la cuantía de su pensión.

Claro que las 'desapariciones' de Pérez Raya en los actos del Colegio de Enfermería de Córdoba se extienden a todo tipo de actos. Por ejemplo, tampoco estuvo presente cuando el ente enfermero entregó su primer carnet precolegial, el cual da acceso a los servicios de la nueva ‘Área Joven’ que han puesto en marcha. Y sí, quien lo entregó en su lugar fue de nuevo Enrique Castillo.

Castillo es enfermero de Atención Comunitaria y hay referencias de él como responsable de vacunas del centro de salud de la Fuensanta. Su actividad como presidente en funciones del Colegio se remonta incluso al año 2017, cuando concedió una entrevista al medio El Día de Córdoba y recibió al periodista en el despacho del presidente, como el propio redactor relata. Apenas un mes antes, Pérez Raya había sido elegido presidente del CGE.

Ausente también en la imagen renovada del Colegio


Las faltas de Pérez Raya como presidente del Colegio de Enfermería de Córdoba alcanzan también, como ya se indicó, a los homenajes. Por ejemplo, tampoco estuvo en la reunión que en julio de este 2021 acordó dedicar una calle en Córdoba a la enfermera Nanda Casado Salinas, fallecida a causa del Covid-19. Una cita con el alcalde de la ciudad andaluza, José María Bellido, y a la que asistió de nuevo Enrique Castillo como presidente en funciones.

Ese mismo verano, en el mes de junio, Pérez Raya también faltó al acto por el que el Colegio de Enfermería de Córdoba cedió sus instalaciones a fin de colaborar con el Plan de Reactivación Económica y Empresarial del Ayuntamiento de Córdoba. Un evento donde la máxima autoridad representativa colegial fue, como en todas las últimas citas descritas, Enrique Castillo.

De hecho, Pérez Raya no aparece ni siquiera referido en la nota de prensa que el Colegio de Enfermería de Córdoba publicó ese mismo mes de junio de 2021, momento en el que la institución presentó su nueva imagen de marca redefiniendo su logo corporativo e incorporando el mensaje: “Orgullo de profesión”. Fue Enrique Castillo quien impregnaba la nota de institucionalidad con sus palabras: "Con la renovación de nuestro logo queremos resaltar el orgullo que los enfermeros y enfermeras y la Organización Colegial sentimos por la profesión, que desde el comienzo de la pandemia del Covid-19 ha dado sobradas muestras de su compromiso, profesionalidad e interés por los cuidados de toda la sociedad".

Pocos días antes, el actual presidente del CGE tampoco estuvo presente en la visita que María Jesús Botella, delegada territorial de la Consejería de Salud y Familias en Córdoba, realizó a las instalaciones del Colegio acompañada por Enrique Castillo. Una cita en la que se respaldó el mapa de las 66 Zonas Cardioaseguradas de Córdoba elaborado por el Colegio cordobés con la información facilitada por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES).

Poca transparencia en el Colegio de Enfermería de Córdoba


Este periódico se ha puesto en contacto con el Colegio de Enfermería de Córdoba para saber si, a pesar de la nula presencia de Pérez Raya en las reuniones y actividades públicas de la institución enfermera, éste percibe algún tipo de ingreso por el cargo que ostenta. Consulta hecha dado que las Memorias anuales del Colegio no son accesibles para cualquier visitante de la web colegial. Sin embargo, y tras reiteradas solicitudes de la información, el Colegio enfermero cordobés no ha respondido a Redacción Médica al cierre de esta edición. Tampoco lo ha hecho para saber si Enrique Castillo percibe algún tipo de ingreso por su actividad, o si ingresa algún plus por su constante actividad como presidente en funciones.

La pregunta viene motivada por los antecedentes de Pérez Raya en cuanto a sus presuntos ingresos por ejercer la representación de la profesión enfermera. Y es que, siempre según la denuncia que investiga el Juzgado de Instrucción número 31 de la Comunidad de Madrid, solo en 2019 Pérez Raya presuntamente se habría embolsado más de 440.000 euros por sus supuestas ganancias en diferentes organismos enfermeros, de los cuales 8.000 euros anuales serían a costa del citado Colegio cordobés.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.