La presidenta de un Colegio enfermero señalada por su vida personal la ha interpuesto ante el Instituto de la Mujer

DOCUMENTO| La denuncia íntegra presentada contra Pérez Raya por machismo
Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería (CGE).


15 mar 2021. 18.50H
SE LEE EN 5 minutos
Silvia Sáez Belloso, presidenta del Colegio de Enfermería de Valladolid, ha interpuesto este lunes la denuncia que avanzó Redacción Médica contra Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), por discriminación por razón de sexo. Esta decisión llega después de que este enviara una circular en tono machista a todos los Colegios enfermeros de España aludiendo en uno de sus puntos a la vida sentimental de la denunciante. Lo habría hecho para justificar la postura crítica de Sáez contra su gestión, sobre la que se investigan en otra denuncia presuntos cobros de comisiones, giro de facturas falsas, compra de coches o concesión de un préstamo personal como presidente pero también vicepresidente del CGE. Hechos que actualmente investiga el juzgado de Instrucción número 31 de Madrid.

El texto, al que ha accedido este periódico en exclusiva, solicita "que se proceda a la investigación de las actuaciones sexistas" y "en consecuencia, se adopten las medidas necesarias para poner fin a la completa situación de desigualdad en el Consejo General de Enfermería, del mismo modo que se adopten las medidas concretas en relación a las manifestaciones sexistas vertidas contra la firmante".

-Consulte aquí la denuncia contra Florentino Pérez Raya-

La denunciante señala cómo la circular remitida a los presidentes y presidentas de los 52 Colegios enfermeros españoles “pone de relieve un claro desprestigio a la condición profesional de la firmante, por el mero hecho de ser mujer y mantener una relación sentimental. Toda vez que se anteponen aspectos de su vida privada y sentimental a su actuación en calidad de Presidenta del Colegio Oficial de Diplomados en Enfermería de Valladolid. Se le desconocen los méritos que le han llevado a ser elegida por el resto de las y los integrantes del Colegio de Valladolid para tal cargo. Poniendo por encima de esos méritos una relación sentimental, que además de pertenecer al ámbito privado de la misma, en ningún caso afecta a su actuación ni como profesional ni como gestora y presidenta de la entidad colegial a la que representa”.

La denuncia, que se ha interpuesto ante el Instituto de la Mujer porque es el organismo del Ministerio de Igualdad competente para para recibir y canalizar denuncias formuladas por mujeres en casos concretos de discriminación de hecho o de derecho por razón de sexo, añade que “se utiliza, por lo tanto, la vida personal y la relación sentimental de la firmante como arma arrojadiza y medio de defensa ante la actuación llevada a cabo por la misma ante los hechos supuestamente delictivos cometidos por el Consejo General de Enfermería con un claro ánimo de venganza y una finalidad de desprestigio”.

Todo ello con el matiz que contiene el citado texto, y es que la circular se envió “a pesar de publicitar, desde el propio Consejo General de Enfermería su compromiso con la igualdad y la erradicación de conductas machistas y cualquier tipo de discriminación por razón de sexo”. Y en este sentido señala un texto publicado el pasado 5 de marzo en la web del Consejo, titulado: '8M: El CGE pide acabar con el virus del machismo'.

"Queda clara la intromisión en la vida personal de Silvia Sáez"


Sáez explica en su denuncia que “desde finales de 2020 ha venido denunciando ante la Fiscalía, tanto de Valladolid como de Madrid, determinados hechos relativos a la gestión del Consejo General de Enfermería que pudieran ser constitutivos de delito. Actualmente dichas denuncias están siendo conocidas por el Juzgado de Instrucción Número 31 de Madrid”, en referencia a las presuntas actividades de Pérez Raya antes descritas.

Fue a raíz de esa denuncia, y de las informaciones publicadas en Redacción Médica y El País, cuando el CGE convocó una Asamblea informativa fechada el pasado 3 de marzo para dar unas explicaciones que finalmente parece que Pérez Raya no ofreció. Un día antes se habría enviado la circular donde se recogía, según explica la denuncia, “expresamente que Silvia Sáez mantiene una relación sentimental con el presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Enfermería de Castilla y León, basando cualquier tipo de apoyo a la actuación de este en dicha relación sentimental alegan, sin atender a otro tipo de razones jurídicas y de fondo que puedan existir”.

A juicio de la denunciante, “queda clara la intromisión en la vida personal de Silvia Sáez conculcando su derecho al honor, intimidad y propia imagen, haciendo pública y comunicando, en un documento remitido con publicidad a una serie de personas ajenas a la vida privada de la firmante, la existencia de una relación sentimental. Sin que dicha relación sentimental pueda afectar al desempeño de su actividad como presidenta o profesional de la enfermería”.

Esta denuncia llega unos días después de que Sáez acudiera a las puertas del Ministerio de Igualdad para entregar una carta a la ministra del ramo, Irene Montero, para poner en su conocimiento la situación que había vivido por la conducta machista de Pérez Raya al señalarla por su vida personal. Una situación en la que, según explicó a este periódico, no ha contado con el apoyo de las dos vicepresidentas del CGE: Pilar Fernández y Raquel Rodríguez, que han declinado hacer declaraciones a este periódico sobre lo sucedido con la mencionada circular.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.