25 de abril de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:30
Especialidades > Dermatología

Dermatología avisa: "La mascarilla negra puede crear ampollas y cicatrices"

Expertos señalan que es uno de los remedios más agresivos y con más riesgo de efectos secundarios para la piel

La mascarilla se adhiere a la piel, arrancando con ella los puntos negros.
Dermatología avisa: "La mascarilla negra puede crear ampollas y cicatrices"
María García
Martes, 13 de marzo de 2018, a las 14:00
La cosmética coreana ha llegado con fuerza a España y entre su lista de 'productos estrella' se encuentran las mascarillas negras, un éxito tanto en ventas como en tutoriales de Youtube. Este sitio web está lleno de grabaciones de usuarios que explican cómo se las aplican en la piel, esperan unos minutos hasta que se seque y se adhiera al cutis, y la retiran, arrancando a su paso aquellos puntos negros que pudieran tener. Pero, independientemente de si es un producto eficaz o no, su agresividad en la piel queda patente, tal y como apuntan desde la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV).

“Uno de los ingredientes de estas mascarillas es el carbón activo, el cual puede ser altanamente irritante. Cualquier tipo de piel puede reaccionar, pero aquellas pieles sensibles, con patologías cutáneas de base, son más susceptibles”, señala Cristina de Hoyos, miembro de la AEDV. Para la especialista, esta mascarilla es un remedio más de los muchos que hay, “pero quizás es uno de los más agresivos y con más riesgos de efectos secundarios”, matiza.

De Hoyos explica que los daños pueden ser desde una dermatitis irritativa de contacto muy leve, que ceda espontáneamente o con la simple aplicación de cremas hidratantes, hasta producir ampollas y sobreinfección bacteriana, que precise de un tratamiento más específico y siempre con el riesgo de producir cicatrices posteriores.

“Si al aplicarlas hay sensación intensa de calor, escozor o picor, lo  mejor es retirarla cuanto antes con abundante agua y aplicar una crema hidratante sin perfumes que calme la reacción”, asegura. Que se produzcan o no estos daños puede depender del tipo de piel, el tiempo de exposición o la fórmula de la mascarilla, entre otros factores.

Venta en España

Hasta hace no mucho, estas mascarillas tenían que ser adquiridas por páginas de venta online. Ahora, llevan meses comercializándose en España, en tiendas donde, en numerosas ocasiones, el stock vuela. 

“Pero la venta en tiendas físicas de estas mascarillas no garantiza que determinadas pieles sensibles puedan reaccionar a ellas. Cualquier tipo de ‘tratamiento’ exfoliante debe llevarse a cabo con precaución y cada persona debe conocer la reactividad de su piel y proceder con cuidado para evitar efectos no deseados”, recalca la dermatóloga.

Por eso, como recomendación para tener la piel libre de impurezas, De Hoyos señala que la limpieza diaria con jabones suaves combinada con una exfoliación semanal con cepillo rotador o ‘scrub’. “Es una rutina ideal”, asegura.