17 de febrero de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Cardiología

La siesta, el mejor remedio para prevenir el colesterol en Navidad

Los especialistas también recomiendan evitar el alcohol, hacer un ejercicio moderado y seguir con la dieta mediterránea

Según la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA).
La siesta, el mejor remedio para prevenir el colesterol en Navidad
Redacción
Jueves, 21 de diciembre de 2017, a las 10:00
Camilo José Cela la llamaba el ‘yoga ibérico’, y sus beneficios para la salud se han vuelto a poner de manifiesto. La Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA) ha señalado que echarse la siesta ayuda a evitar el aumento del colesterol durante las fiestas. La sociedad científica también ha recomendado hacer ejercicio, no consumir alcohol y hacer dieta mediterránea.

Según los especialistas, en estas fechas el colesterol se incrementa hasta un 10 por ciento en el organismo. Comer más grasas saturadas, azúcares, olvidar las rutinas deportivas y tomar alguna copa de más son algunas de las razones por las que la salud de los españoles empeora en navidades. De hecho, se calcula que aumentan de media entre dos y cinco kilos de peso.

No es para tomárselo a broma, los excesos navideños (en caso de riesgo vascular) aumentan las posibilidades de sufrir problemas cardiovasculares como el infarto o un accidente cerebrovascular.

No olvidar la dieta mediterránea

Dormir al menos siete horas mejora la salud cardiovascular, por lo que, si en estas fiestas se trasnocha o se cambian los horarios de sueño, conviene volver a una rutina horaria saludable en cuanto se pueda.

La SEA considera que la siesta es una buena forma de recuperar las horas de sueño perdidas durante las fiestas navideñas, que tienden a alargarse hasta altas horas de la noche.

Los especialistas también han hecho hincapié en la importancia de seguir una dieta mediterránea, lo que no significa ponerse a régimen ni ser demasiado estricto al sentarse en la mesa, sino tomar algunas medidas como optar por aperitivos y postres más ligeros.

Evitar las copas de más

En la medida de lo posible, la SEA también ha recomendado seguir con la actividad física habitual, recordando que el efecto beneficioso para la salud aparece de forma tangible a partir de 30 minutos de ejercicio aeróbico unas cinco veces por semana, como caminar, ir en bicicleta o nadar.

El aporte calórico del alcohol también es muy alto y, si se consume en exceso, tiene efectos tóxicos sobre los órganos, por lo que los especialistas han aconsejado evitarlo en la medida de lo posible.

Por último, una vez acabadas las fiestas, han recomendado acudir al médico de Familia con el fin de conocer los niveles de colesterol y presión arterial.