27 de junio de 2017 | Actualizado: Martes a las 19:10
Sábado, 16 de mayo de 2015, a las 23:53
¿Es la crisis o son las decisiones de los dirigentes políticos las culpables de la pérdida de derechos en materia sanitaria?, lo que parece evidente es que la política de recortes económicos está repercutiendo en el sistema sanitario español, ha producido una elevada conflictividad social y un cuestionamiento de la sanidad pública y del estado del bienestar. 1

Son muchas las preguntas y no demasiadas las respuestas de las consecuencias de algunas de decisiones, lo que si resulta patente en el día a día de la práctica clínica es que detrás de cada una de las personas enfermas, en lista de espera… existe una vida, una familia, un trabajo (interrumpido en muchas ocasiones), un entorno social que no podemos ni debemos olvidar.

Entender que la calidad del gobierno afecta a las políticas de salud, a la gestión de las organizaciones sanitarias y a la propia práctica clínica es el requisito, quizás no suficiente, pero sin duda imprescindible, para avanzar en políticas que favorezcan la solvencia del sistema. 2

Los servicios públicos no siempre pueden ser eficientes, se espera de ellos que garanticen nuestra salud, nuestra seguridad, nuestro bienestar y esto significa que se deben dedicar recursos a los que resulta imposible, en múltiples ocasiones, sacar un mayor rendimiento.

La reforma sanitaria introducida por el Real Decreto Ley 16/2012 Medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad de sus prestaciones supone la ruptura del sistema universal, gratuito y garantista de salud pública, que ha constituido uno de los pilares del estado de bienestar en España. 3

La importancia de planificar desde la política con la mirada centrada en las personas, en sus necesidades y su situación traza sin duda un camino claro, la meta es visible, y en ningún caso es equivalente a una despreocupación por la financiación ni la eficiencia, simplemente se trata de anteponer unos valores universales que harán de nuestra sanidad, una de las mejores del mundo, tal y como venía siendo.

Son muchos los expertos en materia económica que aseguran que no volveremos a estar “como antes de la crisis”, adaptarse no significa resignarse sino ser creativos tratando de innovar y aplicar medidas justas, equitativas e imparciales.

Las medidas oportunistas de recortes indiscriminados, sin tener demasiado en cuenta las consecuencias, no parecen ser las mejores para garantizar la sostenibilidad, de hecho el déficit sigue creciendo. En todo caso supondrán un ajuste presupuestario momentáneo que no tiene en cuenta el medio o largo plazo.

Tampoco las modas en gestión, muchas veces basadas sobre falsos paradigmas y en ocasiones dando respuesta a intereses particulares, son las mejores compañeras de viaje si lo que se persigue es garantizar la sostenibilidad de un sistema sanitario universal y equitativo.

Los profesionales sanitarios pueden ayudarnos, ¿por qué no utilizamos mucho más la escucha activa cuando ofrecen proyectos y soluciones? Un liderazgo ejemplar y la profesionalización de la gestión convierten las organizaciones inteligentes en altamente efectivas y atractivas.

Los gestores sanitarios deben utilizar toda la ciencia y evidencia, se espera de ellos y ellas propuestas valientes y decididas para hacer frente a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, cuestionada desde hace años, incluso antes de la crisis económica.

Por Patricia Gómez Picard, enfermera en Atención Primaria del Servicio de Salud de Islas Baleares

(1) Marta Aguilar Gil, José Mª Bleda Garía. El impacto de la crisis en el sistema sanitario español. Ces Contexto octubre 2014; vol.7.57-63.

(2)Fernando I. Sánchez-Martínez, José María Abellán-Perpiñán, Juan Oliva-Moreno La privatización de la gestión sanitaria: efecto secundario de la crisis y síntoma de mal gobierno. Informe SESPAS 2014. Gaceta sanitaria. Vol. 28, Suplemento 1, June 2014, Pag. 75–80.

(3) Elena Fernández Huerta. La reforma sanitaria en España: Especial referencia a la población inmigrante en situación administrativa irregular.
Eunomía Revista en Cultura de la Legalidad 2013; vol. (5) pp. 95-115
MÁS ARTÍCULOS
ver más artículos