Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00

El SNS necesita evaluación y transparencia

La oposición vuelve a hacer frente común contra el aseguramiento del 16/2012

Martes, 09 de julio de 2013, a las 13:16

Eduardo Ortega Socorro. Aranjuez (Madrid)
Lo cierto es que el consenso cada vez es menos común dentro del Congreso de los Diputados, una circunstancia a la que no es ajena la Comisión de Sanidad. Con todo, los principales representantes parlamentarios de la oposición en el ámbito sanitario sí están de acuerdo en enfrentarse a una de las medidas más polémicas incluidas en el RDL 16/2012, el cambio del modelo de atención  sanitaria universal al de aseguramiento.

Manuel Cervera, Conxita Tarruella, José Martínez Olmos y Gaspar Llamazares.

“Se justifica esta decisión por el turismo sanitario”, indica José Martínez Olmos, portavoz socialista en la comisión, “pero ese es un problema de gestión de los centros”, y considera que no es causa suficiente para la decisión que hace un año tomó el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Por su parte, Conxita Tarruella, de CiU, advierte de que “el sistema universal tenía una estructura fuerte, y hemos pasado a uno de aseguramiento para el que todavía no hemos emprendido los cambios necesarios. Muchas cosas aún están por desarrollar”.

Mientras, Gaspar Llamazares, de Izquierda Plural, aporta datos para razonar su posición: “El sistema universal gasta casi tres puntos menos y obtiene tres puntos más en salud que el de aseguramiento social”, asegura, basándose en datos, indica, de la OCDE y el Banco de España.

Sin embargo, Manuel Cervera, parlamentario del Partido Popular, afirma que “para los ciudadanos el modelo no ha cambiado. La universalidad para ellos es real”. Además, apunta que “no hay un país europeo en el que los inmigrantes irregulares tengan tantos derechos sanitarios como España”.

Estas opiniones se han vertido durante la mesa redonda 'Opinión de Grupos Parlamentarios' celebrada durante el curso 'Presente y futuro de la Sanidad', organizado por el Instituto Roche y la Fundación Universidad Rey Juan Carlos en Aranjuez, este lunes. A pesar de que, como se ha venido viendo en lo que va de legislatura, el consenso entre los partidos está lejos de alcanzarse, sí comparten que es necesaria una mayor evaluación de los resultados del Sistema Nacional de Salud (SNS) y transparencia en los datos. De hecho, Tarruella va más allá y  pide para España un centro de evaluación del coste-efectividad como el NICE inglés.

Privatización

Por otro lado, también se aborda uno de los temas candentes de la sanidad española, los procesos de privatización de la gestión. Martínez Olmos critica que “no se puede hacer negocio con la sanidad, no es razonable”, mientras que Tarruellas matiza que “en Cataluña se emplea un sistema de conciertos desde 1934 que se actualizó con el traspaso de competencias. En ese sentido hemos actuado de una forma diferenciada al resto del Estado”.

Cervera considera, sobre esta cuestión, que “las comunidades autónomas son gestores que intentan salir del paso en esta situación, no son mejores ni peores”, y asegura que si la situación del Hospital Clinic de Barcelona (público por la mañana, privado por las tardes), se diera en Madrid y Comunidad Valenciana, “palos no hubieran faltado”. Llamazares zanja la cuestión: “No comparto la aportación del sistema privado ni la privatización. Son lobos, no corderos”.