18 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El copago es la última opción para Ignacio Diego

Derivaciones a otras CCAA y conciertos, estrategias para reducir la lista de espera

Viernes, 25 de noviembre de 2011, a las 16:00

Redacción. Santander
Tanto la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, como el presidente de la Comunidad, Diego Palacio, se han comprometido a que el 'ticket moderador' o copago sea "la última opción" que barajen para la sanidad cántabra. Por otro lado, la consejera ha anunciado un plan para reducir las listas de espera.

No al copago

La consejera Sáenz de Buruaga y el presidente de Cantabria, Ignacio Diego.

La consejera de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha descartado introducir el copago sanitario o el 'ticket sanitario', al considerar que es un sistema "francamente injusto". En esta línea también se ha manifiestado el presidente de la comunidad, Ignacio Diego, quien ha asegurado que va a "trabajar" para intentar "evitar por todos los medios" la implantación del copago sanitario en la región. "Ojalá Cantabria pueda evitarlo. Yo voy a trabajar por ello, por evitar que el coste repercuta a los ciudadanos", ha manifestado este viernes el presidente a preguntas de los periodistas sobre el debate generado en España sobre esta posibilidad.

Para Sáenz de Buruaga, "queda recorrido en la gestión". La consejera cántabra ha tildado de "francamente injusto" el copago, porque es una fórmula que "penaliza a los más vulnerables", como las personas mayores, los enfermos crónicos o los que padecen varias patologías. Además ha recordado que los ciudadanos "ya pagan por la asistencia", a través de sus impuestos, por lo que "no es copago, es un repago".

Un plan pionero para reducir las listas de espera

La titular de Sanidad también ha asegurado que espera cumplir el objetivo de finalizar este 2011 sin que haya pacientes que lleven más de un año en la lista de espera, salvo en casos de ortopedia. Y como prueba de lo "ambicioso" de este objetivo, ha recordado que en el mes de junio había más de 1.065 personas en Cantabria que se encontraban en esa situación, esperando más de un año. Además, se ha detectado un "nada despreciable" aumento del rendimiento quirúrgico, que ha pasado del 67,89 por ciento de diciembre de 2010 al 70,6 por ciento del pasado mes de junio.

Es un plan con el que Cantabria contará "por primera vez en su historia" y nace con el objetivo de reducir la lista de espera en la comunidad. Estará finalizado en marzo, y tras su elaboración técnica se someterá a participación y acuerdo con el sector como paso previo a su puesta en marchas.

Se trata, según ha explicado Sáenz de Buruaga, de poner "todos los recursos del sistema autonómico" al servicio de este objetivo, y para ello se van a "potenciar al máximo" sus capacidades, pero también se pretende acabar con las derivaciones forzosas de pacientes a otras comunidades y sistemas de salud a través de conciertos.

La partida de ocho millones se incluye bajo el concepto de productividad vinculada al rendimiento profesional, y no, ha matizado la consejera, por peonadas, algo que ella considera una "perversión del sistema". Estos ocho millones proceden de la rebaja en la consignación para asistencia sanitaria con medios ajenos, esto es, conciertos con entidades privadas, que en estos presupuestos se reducen de los 17,2 millones de euros a los 9,1, en previsión de que este modelo todavía "coexista" con el otro, hasta que el nuevo entre plenamente en vigor.