Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 10:10

“Sale mucho talento de España y no somos capaces de captar a nadie”

Los dirigentes de la universidad española hacen autocrítica y reconocen que el sistema de selección de profesorado es endogámico y que hay un exceso de titulaciones

Lunes, 07 de octubre de 2013, a las 13:30

Javier Leo / Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde y Miguel Ángel Escobar. Córdoba
En España “sale muchísimo talento y la universidad no es capaz de captar a casi nadie”. Así de rotundo se ha mostrado el rector de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), José María Sanz, durante la mesa inaugural del XII Encuentro Global de Neumología organizado por Sanitaria 2000 en Córdoba, con el patrocinio de Esteve Teijin Healthcare, GlaxoSmithKline, Linde Healhcare, Novartis, Oximesa, Vitalaire y la colaboración de Boehringer Ingelheim, Pfizer y Covidien.

De izq. a dcha., José Luis Álvarez-Sala, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid; Carlos García de la Vega, vicerrector de Personal Docente e Investigador de la Universidad Autónoma de Madrid; María Vicenta Mestre, vicerrectora de Ordenación Académica y Profesorado de la Universitat de Valencia; José María Sanz, Rector de la Universidad Autónoma de Madrid; José Carrillo Menéndez, rector de la Universidad Complutense de Madrid; y Felipe Rodríguez de Castro, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria.

Bajo el título “La universidad española del futuro”, el rector de la UAM, ha debatido junto a su homólogo en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Carrillo, el vicerrector de Personal Docente e Investigador de la UAM, Carlos García, y la vicerrectora de Ordenación Académica y Profesorado de la Universitat de Valencia, María Vicenta Mestre. Entre las conclusiones del coloquio destaca la autocrítica de los dirigentes de la universidad española hacia un sistema "bueno, pero mejorable". Uno de los puntos clave a mejorar, a su juicio, es el sistema de selección de profesorado, un proceso “endogámico” que "no facilita para nada" la movilidad de los profesionales.

José Carrillo, rector de la UCM.

José María Sanz, rector de la UAM.

En la misma línea, los rectores y vicerrectores invitados destacan que en España “no hay un exceso de universidades, si no de titulaciones”, y abogan por una “racionalización” de la oferta universitaria en nuestro país. Carrillo, no obstante, ha roto una lanza en favor del coste-eficiencia del sistema universitario español. “En menos de 35 años hemos colocado diez universidades españolas entre las 500 mejores del mundo y además estamos entre las diez máximas potencias investigadoras a nivel global”, ha indicado el rector de la UCM.

Carlos García, vicerrector de la UAM.

María V. Mestre, vicerrectora de la Universidad de Valencia.

García ha hecho hincapié en la necesidad de un sistema de becas que “convierta a la universidad pública en un verdadero servicio público”. “El sistema impuesto en la actualidad es injusto y está consiguiendo apartar a mucha gente valiosa de la universidad”, ha sentenciado García, en sintonía con Carrillo, que destacaba que “las subidas de tasas solo generan una mayor exclusión social”.

Mestre, por su parte, ha ahondado en el debate de la financiación de la enseñanza pública y en la necesidad de “contemplar el gasto en la universidad como una inversión”. “Nuestro gran problema no es de financiación, es de tesorería. Las comunidades no nos pagan y aplazan sus deudas, encorsetando los presupuestos de las universidades”, ha lamentado la representante valenciana.

Al cierre del debate, los asistentes opinaron por televoto sobre algunas de las cuestiones más relevantes abordadas durante el coloquio. De este modo quedó reflejado que hay división de opiniones a la hora de valorar la utilidad de los rankings internacionales de universidades: para el 52 por ciento de los consultados estas clasificaciones reflejan la realidad del sistema universitario; el 48 por ciento opinó lo contrario. Los participantes del XIII Encuentro Global de Neumología sí que coincidieron al asegurar que el modelo de gestión de las universidades es mejorable (79% de los encuestados marcaron esta opción) y que no son instituciones lo suficientemente transparentes (el 81 por ciento respaldó esta afirmación).

Luis Callol, profesor titular de Neumología de la Universidad de Alcalá de Henares, José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; Francisco García Río, vicedecano de Profesorado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, y Nicolás González Mangado, jefe de Servicio de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz.

Rafael Navarro, neumólogo del Hospital General de Valencia; Rosa Irigaray, jefe de Servicio de Neumología del Hospital de Manacor; Eric Casanova, director médico de Gasmedi; y José María Pérez, de Covidien.

A la izquierda, Andrés Varela, de la Unidad de Trasplante Pulmonar del Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda; y Cristina Martínez. A la derecha, José Miguel Rodríguez González-Moro, director de Relaciones Institucionales de la Separ; y Simón Gineste, de Novartis.

Luís Callol; José Luis Viejo Bañuelos, ex jefe de Servicio de Neumología del Hospital General Yagüe de Burgos, y Alberto Hernández, ex jefe de Servicio de Telemedicina del Hospital General de la Defensa.

José Luis Álvarez-Sala, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid; Pilar González, de Neumomadrid; Joaquín Sanchis, director honorífico del Servicio de Neumología del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau.

Jesús Hernández, jefe de Sección de Neumología del Hospital de Ávila; Cristobal Esteban, médico adjunto del Hospital de Galdakao; y José Luis Díez, profesor vinculado de Neumología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

De izq. a dcha.; Rodolfo Álvarez-Sala, jefe de Servicio de Neumología del Hospital La Paz de Madrid; Joan B. Soriano, de la Separ; Cristina Martínez, profesora asociada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo y Pere Casán, director del Instituto Nacional de Silicosis.

José Luis Álvarez-Sala, César Pascual, director gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Cantabria; y Juan Antonio Vargas, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid.

Jesús Sánchez Martos, catedrático de Educación para la Salud de la Universidad Complutense de Madrid; Juan Antonio Vargas, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid; José María Sanz Martínez, rector de la Universidad Autónoma de Madrid; y José Carrillo Menéndez, rector de la Universidad Complutense de Madrid.

 

Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde y Miguel Ángel Escobar. Córdoba
La falta de sintonía y cercanía entre la universidad y el hospital sigue siendo una asignatura pendiente. Así lo han puesto de manifiesto los participantes en el XIII Encuentro Global de Neumología celebrado este fin de semana en Córdoba y organizado por Sanitaria 2000. Otro de los problemas es la falta de concreción en la definición de hospital universitario que hace que el número de los así considerados sea elevado y en ocasiones no responda a las funciones que se le atribuyen a este.

De izq. a dcha., José Luis López-Campos, profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla; Francisco García Río, vicedecano de Profesorado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid; Pere Casán, director del Instituto Nacional de Silicosis; Juan Antonio Vargas, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid; César Pascual, director gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y Jesús Sánchez Martos, catedrático de Educación de la Salud de la Universidad Complutense de Madrid.

Pere Casán, director del Instituto Nacional de Silicosis, ha señalado que “la realidad es que los ambientes académico y hospitalario están distantes”. Por su parte, Jesús Sánchez Martos, catedrático de Educación para la Salud en la Universidad Complutense de Madrid, ha abogado por “aclarar primero qué es un hospital universitario”. “No existe un matrimonio real entre el profesor docente y el asistencial”, ha añadido.
 

La figura del profesor es necesaria pero tienen que definirse sus funciones.

Los gerentes de los hospitales quieren docentes que también hagan asistencia.

Todos han coincidido en destacar que tiene que haber mayor cercanía entre universidad y hospital. Juan Antonio Vargas, decano de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, ha destacado que “universidad y hospital van en el mismo barco, por lo que los catedráticos deben ser, en primer lugar, buenos asistenciales”.

El gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, César Pascual, ha destacado que “salvo que el hospital tenga una cultura universitaria, es complicado adecuar las plantillas”. “Los gerentes, ha manifestado, queremos docentes que también hagan asistencia”.

Otro de los temas abordados ha sido la función de los profesores asociados. José Luis López-Campos, profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla, ha explicado que la situación que vive esta figura es complicada. “El problema es que al ser una contratación más económica se ha abusado de ella”. César Pascual ha criticado que los profesores asociados estén dando clases teóricas y a los alumnos los formen los residentes”.

El vicedecano  de Profesorado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, Francisco García Río, ha señalado que el profesorado debe ser aportado por la universidad pero también por el hospital y para ello la figura del profesor asociado es fantástica”.

Durante el encuentro se ha preguntado a los asistentes sobre la necesidad de que todos los hospitales sean universitarios y el cien por cien lo ha rechazado. Asimismo, un 84 por ciento ha considerado necesaria la figura del profesor asociado y un 58 por ciento de los asistentes cree que los hospitales deberían establecer convenios con una sola universidad.

Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde y Miguel Ángel Escobar. Córdoba
La relación clásica entre la industria y los médicos ha evolucionado hacia un nuevo modelo en el que la Administración cada vez está más presente. Esta ha sido una de las principales conclusiones a las que han llegado los participantes en el XIII Encuentro de Neumología organizado por Sanitaria 2000 este fin de semana en Córdoba.

De izq. a dcha., Juan Álvarez Bravo, director médico de Pfizer; Roberto Ruiz Capellán, director de Asuntos Médicos y responsable de Supervisión del Código Ético de Promoción GSK; José Miguel González-Moro, director de Relaciones Institucionales de la Separ; Francisco Casas, presidente de Neumosur; René Petit, director de Desarrollo de Xylazel (Grupo Zeltia); y Gonzalo Rodríguez, Primary Care Head de Novartis España.

José Miguel González-Moro.

Gonzalo Rodríguez.

El Primary Care Head de Novartis España, Gonzalo Rodríguez, ha señalado que “industria y profesionales sanitarios trabajamos con un mismo objetivo: la mejora de la calidad de vida de los pacientes”. A su juicio, “la figura del delegado de visita médica ha evolucionado y hemos pasado  de hablar de productos farmacéuticos a soluciones de salud”. “El desarrollo clínico de productos necesita contar con los profesionales”, ha añadido. “No tiene sentido que una compañía investigue al margen del clínico”.
 

Juan Álvarez Bravo.

René Petit.

La industria debe equilibrar las relaciones con los médicos y la Administración. A pesar de ello, Juán Álvarez, director médico de Pfizer, ha apuntado que “la Administración ahora intenta condicionar radicalmente la prescripción”. Frente a esto, Gonzalo Rodríguez ha defendido que “el clínico es quien mejor puede transmitir a la industria lo que es un valor terapéutico. Ese vínculo no se puede romper de ninguna manera”.

Roberto Ruiz.

Francisco Casas.

José Miguel Rodríguez González-Moro, director de Relaciones Institucionales de Separ, ha destacado que “el modelo tradicional en la industria farmacéutica es el proceso de comercialización de medicamentos y durante mucho tiempo ha sido resistente a cambios”.

González-Moro ha subrayado que después de 30 años “las compañías mantienen la figura del delegado de ventas, que supone un coste considerable”.

Por su parte, René Petit, director de desarrollo de Xylazel, ha destacado que “nuestra relación con la salud es porque pertenecemos al grupo Zeltia y estamos inmersos en el desarrollo del proyecto “Aire Sano” con el que buscamos mejorar la calidad de vida de los niños con problemas respiratorios”.

Roberto Ruiz, director de Asuntos Médicos y responsable de Supervisión del Código Ético de Promoción de GSK; ha destacado que el “desarrollo clínico de productos necesita contar con los profesionales”. “No tiene sentido que una compañía investigue al margen del clínico”, ha añadido. “El clínico es quien mejor le puede transmitir lo que es un valor terapéutico. Ese vínculo no se puede romper de ninguna manera”, ha concluido.

Entre las conclusiones Francisco Casas, presidente de Neumosur, ha destacado la necesaria relación entre industria y médicos y ha reconocido que la relación clásica tiene los días contados ya que la Administración está cada día más presente, de ahí la importancia de ponerse en valor y evolucionar para que las sociedades médicas sean intermediarios.

Javier Leo / Imagen: Miguel Ángel Escobar / Adrián Conde. Córdoba
El Sistema Nacional de Salud (SNS) acumuló 1.468 trasplantes pulmonares entre 2006 y 2012, según los datos del Registro Nacional de Trasplante Pulmonar de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), adelantados en primicia durante el XIII Encuentro Global de Neumología que organiza Sanitaria 2000 en Córdoba. Elisabeth Coll, responsable de Trasplante Pulmonar de la ONT, ha subrayado que este tipo de intervención está consolidada como la cuarta de mayor relevancia en España, detrás de la de riñón, hígado y corazón, con cifras muy similares a los de los países de nuestro entorno que permiten a nuestro país liderar los trasplantes a nivel mundial.

De izquierda a derecha: Elisabeth Coll, responsable de Trasplante Pulmonar de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT); Andrés Varela, responsable de la Unidad de Trasplante Pulmonar del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda de Madrid; Pilar de Lucas, presidenta de Separ; Pilar Morales, de la Unidad de Trasplante de Pulmón del Hospital Universitario La Fe de Valencia; y Ángel Salvatierra,, de la Unidad de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

Con estos datos, desde la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), que este año celebra su año del trasplante pulmonar, cada vez ven más cerca alcanzar la cifra de 300 trasplantes anuales en el SNS. Pilar de Lucas, presidenta de Separ, opina que España “tiene capacidad para alcanzar esta cifra porque, aunque en la actualidad se obtengan magníficos resultados, todavía se puede mejorar, tanto en técnicas como en captación de donantes”. Sin embargo, con 7 unidades nacionales dedicadas a este propósito y una más combinada de trasplante cardiopulmonar, los neumólogos reconocen que esta actividad “no está lo suficientemente valorada” por la especialidad.

Andrés Varela Ugarte, del H. Puerta de Hierro.

Pilar de Lucas, presidenta de Separ.

Elisabeth Coll, responsable de T. Pulmonar de la ONT.

“Es necesario que mejoren los circuitos de comunicación entre los servicios para optimizar la demanda de trasplantes que existe en España. El número de pacientes en lista de espera es agobiante y la cifra de donantes no es suficiente, ni de lejos, para atender a la demanda, lo que implica que la mortalidad en espera crezca”, ha comentado durante su intervención Andrés Varela, responsable de la Unidad de Trasplante Pulmonar del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid).

Pilar Morales, de la Unidad de Trasplante de Pulmón del Hospital Universitario La Fe de Valencia, ha destacado que esta operación, “como todo en cirugía, debe ser la última opción, pero no se puede permitir que el paciente llegue en las últimas, porque eso empeora mucho las expectativas de éxito del trasplante”. Por su parte, Ángel Salvatierra, de la Unidad de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, ha señalado como punto de mejora acabar con la desigualdad en indicación de trasplante entre comunidades autónomas, algo que provoca una subindicación de trasplante pulmonar en España y favorece la inequidad en el SNS.

Ángel Salvatierra, del Hospital Reina Sofía de Córdoba.

Pilar Morales, del Hospital La Fe de Valencia.

Francisco Javier Aspa, director médico del Hospital Universitario La Princesa de Madrid; Raimon Belenes, director general de Innovación de IDC Salud; y Josep Roca, jefe de Sección de Neumología del Hospital Clinic de Barcelona.

Cristobal Esteban, médico adjunto del Hospital de Galdakao; Julio Ancochea, jefe de Servicio de Neumología del Hospital La Princesa de Madrid; Joan B. Joan B. Soriano, de Separ; y José Luis Viejo Bañuelos, ex jefe de Servicio de Neumología del Hospital General Yagüe de Burgos.

Inmaculada Ramos, directora médica de Linde Healthcare; Carlos A. Arenas, vocal de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa); Cristina Gómez, Business Development Manager Homecare de Linde Healthcare; Gonzalo Segrelles, del servicio de Neumología del Hospital Universitario La Princesa; y Mercedes Franco, directora de marketing y desarrollo de negocio de Linde Healthcare.

A la izquierda, Emilio Servera, jefe de Servicio de Neumología del Clínico Universitario de Valencia; y Ferrán Barbé, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Arnau de Vilanova. A la derecha, Mercedes Martín, neumóloga del Hospital Clínico de Málaga; Miriam Chahid, responsable comercial Vitalaire.

De izquierda a derecha: Antonio Dueñas director de la Delegacion Sur de Vitalaire; Alejandro Camargo, director de Control de Gestión de Gasmedi; y Javier González, responsable de Marketing de Vitalaire.

Francisco Casas, presidente de Neumosur; Pilar González, de Neumomadrid; y José Luis de la Cruz, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Regional Universitario de Málaga.

En la primera imagen, Alberto Fernández Villar, jefe de Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo; Piedad Navarro, directora comercial y Relaciones Institucionales de Vitalaire. En la segunda, Joaquín Sanchis, director honorífico del Servicio de Neumología del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau; junto a Julio Ancochea, jefe de Servicio de Neumología del Hospital La Princesa de Madrid.

Pilar de Lucas, presidenta de la Separ; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; e Inmaculada Alfageme, directora del Comité Científico y de Investigación de la Separ.

Rodolfo Álvarez Sala, jefe de Servicio de Neumología de La Paz; Julio de la Rosa, director comercial  de Gasmedi; y José Luis de la Cruz, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Regional Universitario de Málaga.

José Luis Álvarez Sala, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid; junto a Miriam Calle Rubio, José Luis Rodríguez, neumólogos del Clínico San Carlos de Madrid.

 

Javier Leo / Imagen: Miguel Ángel Escobar / Adrián Conde. Córdoba
No hay evidencia científica clara que demuestre que la telemedicina es coste-eficiente. Ésta es la principal conclusión puesta en común por los expertos reunidos en el debate ‘Telemedicina en Neumología: realidad o ficción’, enmarcado dentro del XIII Encuentro Global de Neumología organizado este fin de semana en Córdoba por Sanitaria 2000. Tanto los neumólogos como los proveedores de servicios coinciden asimismo al señalar que la Medicina a distancia puede generar más trabajo del que ahorra si no se aplica a casos concretos en los que haya evidencia de su utilidad en la práctica diaria.

De izquierda a derecha: Alberto Hernández Abadía, exjefe del Servicio de Telemedicina del Hospital General de la Defensa; Gonzalo Segrelles, del servicio de Neumología del Hospital de La Princesa de Madrid; Cristina Gómez, business development manager de Linde Healthcare; José Luis Viejo Bañuelos, exjefe de servicio de Neumología del Hospital General Yagüe de Burgos; Josep Roca, jefe de sección de Neumología del Hospital Clinic de Barcelona; y Cristóbal Esteban, médico adjunto de Neumología en el Hospital de Galdakao.

“La eficiencia de la telemedicina no depende exclusivamente de la tecnología, necesita de una curva de aprendizaje por parte del paciente y de un manejo correcto de los casos por parte del médico para que sea una opción realmente eficaz”, ha señalado durante su intervención Cristóbal Esteban, médico adjunto de Neumología en el Hospital de Galdakao. Sobre el impacto en la labor diaria del facultativo, Esteban ha defendido que la telemedicina “en realidad no cambia la esencia de la práctica clínica, solo la forma de hacerla”.

Alberto Hernández Abadía, exjefe del servicio de Telemedicina del Hospital General de la Defensa, ha puesto sobre la mesa ejemplos prácticos y concretos en los que las nuevas tecnologías sí pueden facilitar la labor diaria del médico a un coste asumible para el sistema. De entre ellas expuso las unidades remotas de apoyo, que facilitan la resolución de casos o el asesoramiento desde una unidad central que se conecta a hospitales periféricos o destinados en campañas militares en el extranjero, ahorrando los costes del traslado del paciente para una consulta presencial.

Cristóbal Esteban, del Hospital de Galdakao.

Josep Roca, del Hospital Clinic.

Uno de los principales obstáculos para la consolidación de este tipo de prácticas es el descontento que provoca la lentitud con la que las nuevas aplicaciones se adaptan a la práctica diaria. “Llevamos muchos años con pilotos que no acaban de funcionar. Eso provoca un descontento puede llevar al pesimismo. Albergamos muchas expectativas cuando quizá la mejor opción es combinar la asistencia tradicional con algunos de los recursos de la telemedicina, por ejemplo, en el abordaje de pacientes crónicos pluripatológicos”, ha comentado Gonzalo Segrelles, del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid.

Gonzalo Segrelles, del Hospital de La Princesa.

Alberto Hernández, del Hospital General de la Defensa.

La telemedicina “no es el futuro, ya está aquí”

Cristina Gómez, de Linde Healthcare.

Como representante de los proveedores, Cristina Gómez, business development manager de Linde Healthcare hizo énfasis en la necesidad de que “industria y médico vayan de la mano en la implantación de estos sistemas, que no son el futuro, ya están aquí”. Por su parte, el jefe de la Sección de Neumología del Hospital Clinic de Barcelona, Josep Roca, destacó la interoperabilidad entre sistemas como uno de los puntos flacos de las nuevas tecnologías sanitarias y abogó por seguir apostando por la telemedicina porque, “a pesar de que el inicio está siendo muy lento, estamos en el principio de un gran cambio en la Medicina a todos los niveles”.

Al cierre del coloquio, el 65 por ciento de los asistentes opinaron por vía telemática que la telemedicina facilita la viabilidad de los nuevos modelos asistenciales y el 28 por ciento que implican una mejora en la gestión sanitaria. Además, el 40 por ciento consideró que la mayor resistencia a integrar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en la práctica diaria proviene de los gestores, mientras que el 35 por ciento concluyó que las reticencias ante las TIC cambian según el grado de madurez de su implantación.

Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde y Miguel Ángel Escobar. Córdoba
A falta de estudios científicos que demuestren que la gestión privada es más eficiente que la pública y viceversa, la gestión clínica, la ingeniería de procesos y la separación clara entre la gestión política y la provisión de los servicios sanitarios, se presentan como las claves para garantizar que el Sistema Nacional de Salud (SNS) siga siendo eficiente y sostenible. Así lo han puesto de manifiesto los asistentes al XIII Encuentro Global de Neumología organizado por Sanitaria 2000 en Córdoba.

De izq. a dcha., Alberto Fernández, jefe de Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo; Carlos A. Arenas, vocal de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa);  Emilia Barrot, jefe de Servicio de Neumología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla; Nicolas González Mangado, jefe del Servicio de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid; Francisco Javier Aspa, director médico del Hospital Universitario La Princesa de Madrid; y Raimon Belenes, director general de Innovación de IDC Salud.

Francisco Javier Aspa, director médico del Hospital Universitario La Princesa de Madrid,  ha señalado que “hasta el momento actual no se ha demostrado que la sanidad pública sea mejor que la privada ni lo contrario, pero si se tiene la sospecha de que la sanidad pública no sea sostenible financieramente dada la situación de crisis económica en la que nos encontramos”.

Francisco J. Aspa.

Alberto Fernández.

“El problema de la sostenibilidad es demasiado complejo para buscar una solución única”, ha destacado Alberto Fernández, jefe de Servicio de Neumología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo. “Una parte muy importante de la solución va a ir por la gestión clínica. Tenemos que pasar del ‘todo vale al coste que sea’ a la ingeniería por procesos”, ha añadido.

Emilia Barrot.

Nicolás González Mangado.

Por su parte, la jefe de Servicio de Neumología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Emilia Barrot, ha defendido que “los hospitales públicos son sostenibles, otra cosa es que los ahoguemos financieramente como ocurre con cualquier otra empresa”. La neumóloga ha criticado que “privatizar la sanidad pública significa un fracaso en la gestión”.

Nicolas González Mangado, jefe del Servicio de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, ha manifestado que “hoy en día existe un exceso de tensión en lo relativo a la gestión privada de centros públicos”. “Concretamente, en la Comunidad de Madrid, ha sido poco objetivo”, ha apuntado. “Necesitamos evaluar indicadores para ver los resultados de cada sistema de gestión”. “Además, ha continuado, hay que ampliar los indicadores haciendo que sean más detallados por servicios”.

Raimon Belenes.

Carlos A. Arenas.

“Hablar de hospitales ineficientes tampoco es correcto”, ha sentenciado Raimon Belenes, director general de Innovación de IDC Salud. A su juicio los errores a corregir para lograr una mayor eficiencia son la politización de las decisiones y de la gestión; la falta de gobernanza del Consejo Interterritorial del SNS; y la falta de transparencia. Belenes apuesta por “devolver el liderazgo clínico a los médicos y hacer frente al derroche con gestión clínica no con medidas administrativas”. “El modelo al que tendríamos que aspirar, ha continuado, es el de un hospital con mayor flexibilidad interna”. Belenes ha lamentado que la trayectoria de liderazgo político en sanidad ha sido muy pobre”. “Existe mucha distancia entre los que estamos remando todos los días y los que dirigen el barco”.

Por último, Carlos A. Arenas, vocal de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) ha concluido que lo importante es potenciar la gestión clínica y separar la gestión política de la provisión de servicios.