Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:40
Lunes, 10 de septiembre de 2012, a las 16:28

Redacción. Pamplona
La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Marta Vera, afirma que el próximo 1 de octubre podría entrar en funcionamiento el nuevo sistema de atención sanitaria a los inmigrantes irregulares, que tendrán garantizada la asistencia si acreditan al menos un año de residencia en la Comunidad foral, falta de recursos económicos e inexistencia de antecedentes penales.

La consejera, Marta Vera.

Marta Vera ha indicado este lunes, a preguntas de los periodistas al término de una rueda de prensa, que mientras no entre en vigor este nuevo sistema, "las instrucciones que se dieron para septiembre desde el Servicio Navarro de Salud es que la atención continuaba exactamente igual", y ha agregado que no ha tenido "noticia de ninguna incidencia".

La consejera ha dicho que el Gobierno está en los plazos que se marcó para la entrada en vigor de la nueva normativa y ha recordado que "el Consejo de Navarra tiene que hacer un informe acerca del decreto que se aprobó en sesión de Gobierno". "Este es el procedimiento legal, estimamos que para el 1 de octubre todo podría estar en marcha", ha indicado.

Copago resuelto a partir de octubre

Por otra parte, en relación con la devolución de dinero a pensionistas por la compra de medicamentos con el nuevo sistema de copago farmacéutico, Marta Vera ha explicado que el Gobierno foral planeó que se produjera en tres meses, aunque la ley nacional manejaba seis, y "no ha habido ninguna incidencia". "Para pagar los meses de julio, agosto y septiembre debemos esperar a que llegue la factura de farmacia a principios de octubre, y a mitades o finales de octubre se podrá pagar", ha indicado.

Listas de espera

El Servicio Navarro de Salud ha iniciado la puesta en marcha de un 'Plan de Gestión y Priorización Clínica de Listas de Espera', una estrategia orientada a la reducción de las listas con medidas dirigidas a mejorar la oferta de servicios y a controlar la demanda, de manera que se estabilicen lo antes posible en niveles similares a los existentes en el año 2010.

La consejera de Salud y el director gerente del Servicio Navarro de Salud, Ángel Sanz, han explicado en rueda de prensa el contenido de este plan, que frente al modelo anterior (basado en las denominadas 'peonadas'), adopta un enfoque integral, con medidas enfocadas a la oferta de recursos, a la mejora de la eficiencia y a la reordenación de la demanda.

En concreto, la nueva estrategia se basa en cuatro tipo de medidas: mejora de la oferta de los servicios asistenciales; mayor eficiencia en la gestión; ordenación de la demanda asistencial; y mejora de la información y la corresponsabilidad de la ciudadanía.

Estas cuatro líneas se concretan en once proyectos, la mayor parte de los cuales se implementarán entre septiembre de 2012 y enero de 2013. El cronograma se extiende hasta 2015.