Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Vela y Mas-Colell coinciden en que el debate soberanista no está afectando a la ciencia

Gobierno y Generalitat invierten conjuntamente 30 millones en el nuevo ICN2

Lunes, 20 de enero de 2014, a las 16:58
Redacción. Barcelona
La secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Gobierno, Carmen Vela, y el consejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat catalana, Andreu Mas-Colell, han descartado este lunes que el debate soberanista de Cataluña esté afectando al desarrollo de la ciencia en España, al inaugurar el nuevo edificio del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) en el campus de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

La secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Gobierno y el consejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat han inaugurado el nuevo edificio del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2).


“La economía no está siendo afectada y la ciencia tampoco, en absoluto”, ha asegurado Mas-Colell en una atención a los medios junto a Vela, pese a reconocer que el debate político es muy serio, lo que considera un ejemplo de la madurez política del Estado y una señal de la pertenencia a la UE, dado que de ahí procede la mitad del presupuesto anual del nuevo centro.

Vela ha destacado que “Cataluña es una comunidad pionera y líder en el compromiso con la excelencia científica, por lo que no es casual que el ICN2 se instale en la UAB, y considera el nuevo centro como ejemplo del claro compromiso de España con la investigación en Cataluña y de su voluntad de sumar esfuerzos, ya que la ciencia no conoce fronteras”, ha expresado.

“Sumar va más allá de lo económico”, ha ahondado Vela, y pasa por mantener un claro compromiso con la investigación y la innovación, una actitud que le consta que existe en Cataluña por sus visitas institucionales y porque el ICN2 es el resultado de una serie de colaboraciones entre el CSIC, el Govern y la UAB que ya se iniciaron hace años.

De hecho, la secretaria ha recordado que el instituto ya está en funcionamiento, con cerca de 2.000 metros cuadrados que dan servicio a 140 científicos agrupados en unos 45 laboratorios, de los que la mitad proceden de una veintena de países distintos, y ha considerado que éste “tiene todos los ingredientes para ejercer el liderazgo científico” en el campo de la nanotecnología.