Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Martes, 13 de enero de 2015, a las 12:44
Redacción. Madrid
La Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital Universitario de Torrejón ha superado los 2.000 pacientes atendidos desde su puesta en marcha a finales de 2011, según ha informado el Ayuntamiento de Torrejón.
El objetivo de esta unidad, que atiende en sus propios domicilios a pacientes crónicos con distintas patologías, es
proporcionar los cuidados asistenciales que requieran sin necesidad de ingresar en el hospital.

Este control en el domicilio del paciente permite que las personas con enfermedades crónicas tengan un cuidado asistencial totalmente personalizado y adaptado a sus necesidades, con la misma seguridad clínica que si estuvieran ingresados en el centro.

Según ha explicado Manuel Mirón, jefe de la Unidad, el perfil de personas que atienden son pacientes con enfermedades crónicas que cumplen con una serie de criterios que les “permitan prestarles una atención médica especializada en sus domicilios, pero con las mismas garantías que si estuvieran en el hospital”.

Así, el 60 por ciento de los pacientes atendidos son varones y la inmensa mayoría tienen entre 70 y 90 años. Los principales motivos por los que son atendidos en la UHD son enfermedades respiratorias (EPOC, asma), patologías cardiológicas (insuficiencias cardiacas), infecciones urinarias y otras patologías crónicas, ha señalado.

El 98 por ciento de los pacientes han valorado como excelente su experiencia de hospitalización en su propio domicilio, ya que les permite mantener sus propias rutinas, con las comodidades de su hogar, pero con un control asistencial completo y con la seguridad de poder acceder a su médico en el momento en el que lo necesite.

Así, Mirón ha apuntado que antes de poder optar por la hospitalización a domicilio, una persona de 75 años con EPOC se veía obligado a acudir al Servicio de Urgencias ante cualquier complicación. “Esto se traducía en un desplazamiento al hospital, algo que no siempre les resulta fácil, y en el caso de un ingreso, una serie de molestias añadidas”, ha dicho.