15 dic 2018 | Actualizado: 10:00

Valdecilla participa en el ensayo clínico sobre un fármaco que reduce el daño cardiaco durante un infarto

La mejor estrategia para reducir la extensión es la realización de una angioplastia urgente

vie 04 octubre 2013. 16.56H

Redacción. Santander
Valdecilla ha participado en el ensayo clínico realizado por investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), liderados por el director general del centro, Valentín Fuster, y el experto del mismo organismo y cardiólogo del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Borja Ibáñez, sobre un fármaco que reduce hasta un 25 por ciento el daño cardiaco producido durante un infarto, y cuyo coste es inferior a dos euros.

Se trata, por tanto, de un ensayo clínico realizado íntegramente en España a 270 pacientes y que, por primera vez, analiza la utilidad y eficacia del fármaco metoprolol cuyo interés comercial, según ha asegurado Ibáñez, es prácticamente nulo. En concreto, este medicamento pertenece a la familia de los beta-bloqueantes y se utiliza para el tratamiento de la hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares.

En este caso, los investigadores han comprobado cómo actúa ante un infarto agudo de miocardio, producido por la obstrucción brusca de una arteria coronaria y que requiere una atención urgente ya que cada minuto que pasa la arteria coronaria ocluida, se van necrosando de forma exponencial las células del corazón.

Por tanto, la mejor estrategia para reducir la extensión del infarto es la realización de una angioplastia urgente, dado que en función del tiempo que se tarde en abrir la coronaria se producirá una necrosis de mayor o menor extensión. Así, cuando la necrosis es extensa, el corazón pierde una gran parte de su fuerza contráctil que, posteriormente, es muy difícil que pueda recuperarse.