Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Miércoles, 01 de mayo de 2013, a las 11:00

Redacción. Santander
Un proyecto del Instituto de Formación e Investigación Marqués de Valdecilla (Ifimav) estudiará los beneficios que aporta la telemonitorización a la atención al paciente crónico complejo. Se trata del ‘Programa específico de valoración integral y continuidad asistencial para el paciente pluripatológico’ en Cantabria (Previca), que se desarrollará durante los próximos tres años y que ha obtenido una de las Becas de Innovación en Salud 2013 ‘Atención al Paciente Crónico’ que conceden los laboratorios Esteve.

La consejera, María José Sáenz de Buruaga.

Enmarcado en el Plan de Abordaje Integral de la Cronicidad en Cantabria que a su vez es una de las líneas estratégicas del Plan de Salud que está elaborando la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales para el periodo 2013-2018, el proyecto Previca prevé la comparación de dos grupos de pacientes crónicos complejos para tratar de determinar qué beneficios tiene la telemonitorización cuando se aplica en un modelo de atención integrada.

Según el responsable del proyecto y de la redacción del plan de atención a la cronicidad, Manuel Fernández Miera, “la experiencia ha demostrado sobradamente que el abordaje integrado del paciente crónico, basado en la coordinación entre atención primaria y hospitalaria, reduce el número de visitas a urgencias y las estancias hospitalarias, con lo que mejora la calidad de vida del paciente y permite un uso más racional de los recursos”.

En el caso del paciente pluripatológico, esta atención integrada requiere la estrecha colaboración entre el médico de Primaria, como principal responsable del enfermo, y un médico internista de referencia en el hospital, y se basa en “una medicina proactiva -control del paciente para prevenir la descompensación de sus enfermedades crónicas- frente a la medicina reactiva que practicamos ahora”, explica Fernández Miera.

Pacientes pluripatológicos, polimedicados y frágiles

En los dos grupos (formados cada uno por 40 pacientes crónicos de alta complejidad: pluripatológicos, polimedicados y frágiles) se aplicará este modelo asistencial y en uno de ellos, además, se utilizará la telemonitorización para medir parámetros como la tensión arterial, el peso, la presión de oxígeno, la frecuencia cardiaca..., en el domicilio del enfermo.