Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:50

Urgencias atiende en verano un 2% menos de pacientes que en 2010

Durante la época estival, los servicios de Urgencias reciben 8.000 visitas más que en invierno

Lunes, 03 de octubre de 2011, a las 16:26

Redacción/E.P. Palma de Mallorca
Las urgencias en los siete hospitales públicos de Baleares han recibido durante los meses de junio, julio y agosto un total de 121.041 pacientes, lo que supone un 2 por ciento menos que en el mismo periodo de hace un año, cuando la cifra ascendió hasta los 123.473. Las visitas a la red hospitalaria de la comunidad autónoma durante el verano han supuesto 8.000 atenciones más que durante los meses de invierno. Los casos más comunes están relacionados con contusiones, quemaduras e intoxicaciones.

En concreto, los centros hospitalarios que más urgencias han acogido son el de Son Espases, con 33.180 atenciones, y el de Son Llàtzer con otras 25.867, lo que representa un descenso de intervenciones gestionadas del 4,29 y el 2,96 por ciento respectivamente en comparación con el año pasado, según informaron fuentes de la Consejería de Salud a Europa Press.

En el resto de centros, se atendieron 18.250 pacientes en el hospital Manacor y otros 13.566 en el Comarcal de Inca. Por su parte el hospital Mateu Orfina acogió 7.508 urgencias; 16.105 el de Can Misses (Ibiza) y 6.565 el de Formentera.

El subdirector de Hospitales y Prestaciones del Ib-Salud, Ángel Gómez, ha manifestado que Baleares ha sufrido durante el verano "una mayor presión asistencial" en los hospitales como consecuencia del incremento de la población flotante, derivada del turismo. En este sentido, Gómez ha añadido que durante los meses estivales las Islas atienden a cerca de 8.000 pacientes más. No obstante, aunque se atienden más urgencias en verano, éstas son "más leves" que en invierno, ha precisado.

Además, Gómez cree que ha disminuido el número de urgencias con respecto al año pasado, a pesar de que haya habido un aumento de turistas en las Islas este curso, "porque las campañas de sensibilización sobre el buen uso de los dispositivos asistenciales ha hecho que muchos pacientes dejen de ir a las urgencias de los hospitales para ir a los centros de Atención Primaria".

"Sin ir más lejos, durante el verano, las urgencias de hospitales han descendido respecto al año pasado en detrimento del aumento de casos atendidos, tanto en la consulta del médico como en la de enfermería", ha señalado.

En cuanto a la procedencia de los pacientes que acuden a urgencias, los hospitales de las islas han sufrido un incremento de la presión sanitaria debido al turismo, es decir, que la mayoría de las personas que han registrado los centros sanitarios son de procedencia extranjera, según ha indicado el subdirector de Hospitales y Prestaciones.

Gómez ha concluido también que en verano se atienden casos de contusiones, quemadas, intoxicaciones, mientras que en invierno, con la bajada de temperaturas, son más comunes las consultas de "pacientes crónicos con patologías de base que pueden dar complicaciones".