Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

UPyD presenta un recurso de alzada contra los pliegos de los hospitales

Denuncia la arbitrariedad e indeterminación del precio.

Martes, 18 de junio de 2013, a las 12:22

Redacción. Madrid
El portavoz del Grupo Parlamentario de UPyD en la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco, y el portavoz en la Comisión de Sanidad, Enrique Normand, han registrado hoy en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid un recurso de alzada contra la resolución de 30 de abril de 2013  de la Viceconsejería de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad, por la que se hace pública la convocatoria para la licitación del contrato de Gestión por concesión del servicio público de la atención sanitaria especializada correspondiente a los hospitales universitarios Infanta Sofía, Infanta Leonor, Infanta Cristina, del Henares, del Sureste y del Tajo.

Luis de Velasco y Enrique Normand.

Luis de Velasco ha afirmado que “pedimos que se retiren los pliegos del concurso porque consideramos que no se ha demostrado el ahorro derivado de la privatización, ha habido correcciones de errores muy significativos tras su publicación y que más que un concurso de empresas es un reparto previamente establecido”.

El portavoz de UPyD ha asegurado que “existe un oscurantismo absoluto en esta materia y además, en nuestro Grupo Parlamentario dudamos de que sea compatible la búsqueda de beneficio de una empresa privada con la prestación adecuada de los servicios sanitarios a los pacientes”.

UPyD considera que el precio del contrato es indeterminado, porque no se sabe cuánto van a cobrar. Asimismo, asegura que “no queda justificada la necesidad del contrato en la memoria económica” y que “las correcciones que se han producido en los anexos han sido modificaciones sustanciales en el contenido de los pliegos”. “Se ha reducido a una décima parte la garantía que tiene que aportar el contratista”.

Este recurso de alzada “engarza”, afirma, con el recurso de amparo que interpuso UPyD hace unos meses, porque no existía ni un estudio técnico ni ninguna documentación que acreditase la utilidad de la privatización de estos hospitales en la Comunidad de Madrid.