Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Unos 300 profesionales refuerzan la AP en verano

Se trata de 111 médicos, 104 enfermeros y 84 auxiliares administrativos

Lunes, 15 de julio de 2013, a las 10:25

Boi Ruiz, consejero de Salud.

Redacción. Barcelona
Unos 300 profesionales se incorporarán este verano a la atención primaria de salud para reforzar, principalmente, la actividad en los centros de las zonas turísticas. En concreto, se trata de 111 médicos, 104 enfermeros y 84 auxiliares administrativos, que apoyarán a 25 equipos de atención primaria de las regiones sanitarias Gerona, Tarragona y Tierras del Ebro, en 37 centros o consultorios locales. Estos refuerzos suponen un ligero incremento respecto de los refuerzos de 2012, año en que se incorporaron 286 profesionales.

Por otra parte, en estas zonas también se prevé un aumento en el horario de atención de algunos centros para dar respuesta al aumento de la demanda, sobre todo en horarios nocturnos. Así pues, 6 centros de atención primaria de las regiones sanitarias Girona y Terres de l'Ebre aumentan los horarios y, además, se mantienen todos los dispositivos de atención urgente con que cuenta la red pública de salud, lo que garantiza también en verano, como en el resto del año, la atención urgente las 24 horas. En todos los casos, el servicio 061 CatSalut Responde da respuesta a las urgencias médicas activando, si es necesario, un médico a domicilio o ambulancia, además de resolver cualquier duda o consulta de salud así como trámites administrativos.

Por otra parte, se calcula que la actividad del mes de agosto de los equipos de atención primaria de zonas urbanas disminuye en un 50% respecto a la media total de visitas anuales, sobre todo en horario de tarde. En estos casos, el ajuste de los horarios de los centros permite concentrar las vacaciones de los profesionales en el periodo de mínima actividad asistencial y de esta manera dar una mejor respuesta, con toda la plantilla disponible en el período de máxima demanda, que se concentra en los meses de otoño e invierno. Así pues, en una proporción similar a la de otros años, se prevé que estas medidas de reducción horaria se implanten en un 12% de los centros de atención primaria de Cataluña, mientras que un 4% de los centros deriva su actividad a otros centros de atención primaria cercanos durante algún período de los meses de julio o agosto.

Además, durante los meses de verano se incrementan los servicios de atención domiciliaria y los de atención y seguimiento de las personas frágiles y los pacientes crónicos más complejos.

En cuanto a los hospitales, durante los meses de verano adecuan el funcionamiento de los servicios y la disponibilidad de camas y quirófanos por la disminución de la demanda, lo habitual en esta época. Todo esto se hace siguiendo criterios clínicos y sin dejar de llevar a cabo intervenciones con ingreso y de alta complejidad, con especial priorización de la cirugía cardiaca y oncológica y de la atención preferente a todos aquellos pacientes con patologías graves.