Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:20

Uno de cada tres niños gallegos presenta sobrepeso u obesidad

Se lleva a cabo una estrategia de vigilancia para conocer y realizar un seguimiento continuado del patrón alimenticio y de actividad física

Miércoles, 19 de marzo de 2014, a las 18:36
Redacción. Santiago de Compostela
La sede de la Consejería de Sanidad ha acogido la presentación del Plan Xermola, la estrategia gallega para la prevención de la obesidad, en un acto que ha presidido la consejera de Sanidad, Rocío Mosquera. Se trata de una estrategia poblacional, multisectorial, multidisciplinaria y adaptada al contorno social y cultural, con el objetivo de frenar el problema de la obesidad y del sobrepeso en la juventud.

Rocío Mosquera.

En el acto, la consejera de Sanidad ha dicho que considera necesario implicar a las instituciones políticas y económicas y a la sociedad en su conjunto para buscar soluciones al problema de la obesidad infantil. Por esto, el Plan Xermola contempla la puesta en marcha de diferentes estrategias que se aplicarán con la participación del conjunto de la sociedad.

Dentro del Plan, la consejera destacó que se contempla una estrategia de vigilancia para conocer y realizar un seguimiento continuado del patrón alimentario y de actividad física que realiza la población más joven. El objetivo es detectar aquellas alteraciones candidatas a contribuir a un mal estado nutricional –por exceso o por defecto- que puedan ser responsables de otras patologías crónicas presentes o futuras.

Asimismo, la consejera de Sanidad destacó también que el Servicio Gallego de Salud lleva a cabo el Programa del niño sano, que consiste en un catálogo protocolizado de actividades preventivas en Pediatría, que garantiza un minucioso seguimiento de todos los niños y niñas gallegos desde el nacimiento hasta los 14 años.

Presencia de los líderes de los grupos de trabajo

La presentación del Plan corrió a cargo de la directora general de Innovación y Gestión de la Salud Pública, Sonia Martínez Arca, que señaló que el objetivo general de esta iniciativa es disminuir la prevalencia de la obesidad en la población infantil y juvenil de Galicia (menores de 18 años) en un plazo de ocho años, mejorando el patrón alimentario y de actividad física de este colectivo como principales determinantes actuales de esta patología, y, además, actuando sobre otros que vaya identificando la evidencia científica.

En la presentación estuvieron presentes, así mismo, los líderes de los grupos de trabajo en los que se divide el Plan: Mercedes Lanza, subdirectora general de Inspección del Sergas, en el ámbito sanitario; Pilar López, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria en el centro de salud de Lalín, en el ámbito familiar y comunitario; Ana Ornilla, subdirectora general de Recursos Educativos Complementarios, en el ámbito escolar; y Ángeles Romero, catedrática de la Universidad de Santiago del área de la tecnología de los alimentos y presidenta del comité científico de la Fundación Dieta Atlántica, en el ámbito empresarial. Otro de los coordinadores del plan es Felipe Casanueva, jefe del Servicio de Endocrinología del Chus, en el ámbito académico y científico.

Según explicó  Sonia Martínez, el plan se concreta en 34 intervenciones agrupadas en 13 líneas de acción dentro de las 5 estrategias que son la normativa (con actuaciones dirigidas al ámbito escolar, sanitario, comunitario y municipal); la participativa (para promover la intervención activa de la ciudadanía); la referida a la innovación y a la investigación (dirigida a consolidar un tejido de investigación en obesidad y a fomentar la innovación tecnológica en salud); la de vigilancia (para dotar de conocimiento a los responsables del desarrollo del Plan); y la de información y formación (para formar, entre otros, a la comunidad en materia de salud, o a colectivos específicos).

Intervenciones a realizar y actuaciones en marcha

Entre el conjunto de medidas de intervención en materia normativa, el Plan Xermola contempla el desarrollo o propuesta de buenas prácticas para definir, regular y verificar la oferta alimentaria en el centro escolar. En el marco de la estrategia participativa, entre otras iniciativas se crearán, -señaló Sonia Martínez-, una comisión de alto nivel con representación política de todos los grupos parlamentarios, así como de equipos municipales multidisciplinares que gestionen y coordinen las actividades de los concellos.

Además, en el campo de la innovación, se tratarán de consolidar un tejido de investigación en obesidad infantil estableciendo acuerdos con los responsables de los centros de investigación y departamentos de las universidades gallegas para que prioricen las líneas de investigación en materia de obesidad infantil. También se establecerán acuerdos con las empresas que integran el Clúster de Alimentación de Galicia.

En el área de vigilancia, se contempla, -prosiguió la directora general-, poner en marcha un observatorio para la vigilancia y seguimiento del estilo de vida y de los determinantes de la obesidad en la población gallega, mientras que en materia de formación e información, se establecerán programas formativos para colectivos específicos (sanitarios, educativos). Asimismo, se fomentará la inclusión de contenidos relacionados con la salud en las titulaciones con previsión de docencia en su carrera profesional.

Algunas actuaciones ya en marcha en el marco del Plan Xermola son, -según señaló Sonia Martínez-, la asesoría y supervisión de menús escolares, la formación de responsables de comedores escolares, la edición de libros de menús escolares, la respuesta a la demanda de información y formación por parte de Anpas, y el programa online Gente con Vida, iniciativa centrada en la difusión de información fiable y contrastada sobre alimentación, que busca la comunicación directa con los ciudadanos, con un lenguaje claro y comprensible para todos.

Señalar, por último que un reciente estudio llevado a cabo por la Consejería de Sanidad muestra que uno de cada tres niños gallegos de entre 6 y 15 años presentan sobrepeso u obesidad, lo que pone de manifiesto la necesidad de actuar de manera proactiva en este ámbito.