Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Una guía unificará el marco de trabajo en la atención a la salud oral

Ofrece recomendaciones para el correcto abordaje de la salud bucodental

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Amelia González, directora generla de Salud Pública.

Redacción. Oviedo
La Dirección General de Salud Pública ha elaborado la primera guía para la atención a la Salud Bucodental en Atención Primaria en Asturias en la que se recogen una serie de recomendaciones para el correcto abordaje de la salud oral en el Principado. Esta guía nace con la intención de ofrecer un marco de trabajo común a todo el sistema público asturiano para facilitar la mejor atención posible en salud oral.

La guía, que será distribuida entre todos los profesionales de Atención Primaria de Asturias que trabajan en el ámbito de la salud bucodental (pediatras, personal de enfermería y de Medicina Familias y Comunitaria), forma parte del proceso de ampliación y mejora de la atención a la salud oral puesto en marcha a lo largo de la presente legislatura por el Gobierno de Asturias y pretende normalizar la forma en que los profesionales se enfrentan a las necesidades preventivas y terapéuticas de la población que atienden.

La publicación ha sido elaborada por un grupo de profesionales, dentistas e higienistas, con el apoyo operativo técnico de la Dirección General de Salud Pública y de la Subdirección de Gestión Clínica y Calidad del Servicio de Salud del Principado de Asturias.

Esta guía establece criterios uniformes de trabajo adaptados a la realidad de las condiciones del sistema sanitario público asturiano. Los dentistas e higienistas de Atención Primaria de Asturias son conscientes de que las actividades sanitarias dirigidas a la salud bucodental vienen realizándose desde el primer momento de su implantación según el parecer individual del clínico, por lo que a día de hoy carecen de herramientas comunes para desempeñar su trabajo.

La guía prioriza su atención en la población infantil de siete a 14 años aunque también presta atención a las mujeres embarazadas, personas con discapacidad y los pacientes médicamente comprometidos.