14 nov 2018 | Actualizado: 18:45

Una empresa navarra desarrolla una máquina que genera y comprime el oxígeno para uso hospitalario

La compañía calcula que podría suponer un ahorro de en torno a 50.000 euros

Viernes, 10 de junio de 2011, a las 17:55

Redacción. Pamplona
La empresa navarra Ceimsa trabaja en el desarrollo de una máquina que genera y comprime el oxígeno pensada para uso hospitalario. El gerente de la compañía navarra, Alfonso Lourido, ha destacado que “actualmente los centros sanitarios reciben el oxígeno en camiones cisterna o en unas botellas enormes que pesan muchísimo”, un sistema de suministro que puede evitarse con el equipo presentado.

Con esta planta, que funciona “allí donde la enchufes”, ha destacado Lourido, “dejarán de verse camiones por las carreteras o se verán menos y dejarán de utilizarse botellas en los hospitales”.

Lourido ha señalado que lo novedoso del sistema no es que separe el oxígeno del nitrógeno, un proceso “fácil”, que no tiene “mucho misterio”, y que llevan a cabo “muchísimas empresas” en el mundo, sino que después lo comprima, algo que sólo hacen dos fabricantes en el mundo, el estadounidense Rix y la navarra Ceimsa. La diferencia, ha apuntado, es que Rix “sólo hace compresores” y Ceimsa “ha presentado una planta completa de producción de oxígeno, incluido el compresor”.

Toda la instalación cabe en un contenedor estándar, aunque los equipos pueden ser mayores o menores en función del tamaño del hospital y de sus necesidades de oxígeno. Lourido ha comentado que, en los países desarrollados, con buenas infraestructuras, los camiones cisterna no tienen problemas en llegar a los hospitales, pero, con este nuevo sistema, “se produce un ahorro significativo” porque se evita todo el gasto en transporte.

La empresa navarra ha calculado que un hospital pequeño, que gasta unos 200.000 euros al año en oxígeno, puede pasar a gastar 140.000 ó 150.000 euros y éste, ha dicho Lourido, es “un argumento sobre el que no hay que dar demasiadas explicaciones”.

Lourido ha declarado que hay muchos centros sanitarios en España interesados en este producto, que ya se ha instalado en varios hospitales, y en Navarra están “en contacto” con el Gobierno Foral, que el pasado año concedió a Ceimsa una subvención dentro de la convocatoria de ayudas a la I+D.