Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

Una campaña enseña cómo controlar las náuseas y vómitos a los pacientes oncológicos

Distribuirán manuales en las consultas y salas de espera de los servicios de Oncología Médica

Lunes, 14 de marzo de 2011, a las 10:19

Yolanda Fernández, oncólogo médico; y Carmen Vena, supervisora del servicio de Oncología Médica del HUCA, han presentado la campaña.

Redacción. Oviedo
La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma) han puesto en marcha la campaña de comunicación y sensibilización pública “¡Siéntete bien!” para acercar la realidad que viven las mujeres con cáncer.

Así, Yolanda Fernández, oncólogo médico del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y Carmen Vena, supervisora del servicio de Oncología Médica del HUCA, han presentado este viernes esta campaña con la que se pretende informar a los pacientes con cáncer en fase de quimioterapia y a sus familiares cómo controlar las náuseas y los vómitos.

Aunque el “objetivo principal” para los médicos y los enfermos “es la curación”, Yolanda Fernández ha apuntado en rueda de prensa que “no se puede olvidar la calidad de vida” de los pacientes, así como “el precio” de los efectos secundarios, entre los que se encuentran, además de la caída del pelo, las náuseas y los vómitos, ha matizado.

No obstante, la oncólogo ha insistido en desmitificarlos ya que “más del 80 por ciento de los vómitos se contralan gracias a los avances”. Asimismo, ha señalado que este tipo de efectos secundarios es más común entre las mujeres y jóvenes. Por ello, “¡Siéntete bien!” es un manual dirigido al género femenino en concreto, que recoge las dudas que más inquietan a las pacientes relacionadas con estos efectos, provocados por el tratamiento.

Otro material de ayuda es “Mitos y realidades de la quimioterapia: Náuseas y vómitos tras la quimioterapia”, que sirve para ayudar a los pacientes a determinar cuándo necesitan más y cómo conseguirla.

Para Fernández, el reto pendiente es controlar los vómitos anticipatorios, que son los que padecen antes de comenzar con la quimioterapia, y los tardíos, aquellos que aparecen después de las 24 horas desde que se inicia en tratamiento.

En este sentido, Carmen Vena ha indicado que éstos últimos vómitos son un “problema” porque los pacientes no se lo transmiten a sus especialistas. El manual ya se encuentra disponible en las consultas y salas de espera de los servicios de Oncología Médica del Principado, así como en la página de web de SEOM.