Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:15
Miércoles, 24 de septiembre de 2014, a las 19:29
Redacción. Palma de Mallorca
El Parlamento ha aprobado este miércoles en la Comisión de Salud la Proposición no de Ley (PNL) relativa a la creación y regulación de una bolsa general de trabajo para cubrir las vacantes temporales de los trabajadores del servicio de salud de la región.

Fernando Rubio, diputado del PP en el Parlamento de las Islas Baleares.

La iniciativa, presentada por el PP y defendida por el diputado Fernando Rubio, insta al Govern a que durante el año 2014 cree y regule una Bolsa General de Trabajo, como bolsa de trabajo única por islas y por las diversas especialidades.

Además, esta acción propuesta por el PP, pide que se siga gestionando la Bolsa General de Trabajo del Ib-Salud con el máximo acuerdo sindical. Rubio ha recordado, al respecto que el Govern se había comprometido a cumplir con un calendario de apertura que fue aprobado por mayoría en la Mesa Sectorial de Sanidad el pasado 29 de julio “y así ha sido”.

El parlamentario ha apuntado que el procedimiento empleado tradicionalmente por el Ib-Salud para dar cobertura a las plazas de personal estatutario temporal era susceptible de ser transformado y mejorado para obtener uno que fuese “más ágil, más operativo y más satisfactorio” para los aspirantes a trabajar en él.

Según ha explicado el portavoz, hasta ahora, las bolsas de trabajo para el personal estatutario temporal eran gestionadas de manera fragmentada, es decir, por cada gerencia territorial del Servicio de Salud o incluso, los diferentes centros hospitalarios de las islas ofertaban las plazas según las necesidades que iban surgiendo. Rubio ha hecho hincapié en que, “hasta que el Govern no creó esta nueva bolsa de trabajo única, no se disponía de unos criterios homogéneos para valoración de méritos, ni de un procedimiento único para llamar a los candidatos ni tampoco existía homogeneidad para ofertar los tipos de nombramientos”. Este contexto, ha dicho, “dificultaba notablemente el poder dar cumplimiento por parte de la Administración a los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad que deben regir la selección de personal”.

Por todo ello, para Rubio, existía una “urgente necesidad de abordar este tema por parte de la Consejería de Salud y de crear una Bolsa General de Trabajo que centralizase el proceso de contratación mencionado, que unificase categorías profesionales, que simplificase al máximo los trámites de los aspirantes, que unificase los criterios, méritos y experiencia a valorar de los aspirantes y que se ajustase más a las necesidades actuales de personal que tiene el Servicio Balear de Salud”.