Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:00

Un tercio de alrededor de 300 infartos se consigue reanimar

El tiempo medio de canalización y atención a una urgencia por paro cardiaco se ha reducido 17 minutos

Lunes, 11 de abril de 2011, a las 18:09

Redacción. Palma
Un 30 por ciento de los entre 270 y 300 infartos de miocardio que se registran cada año en Baleares se consigue reanimar, y de ese porcentaje es finalmente dado de alta un 11 por ciento de los pacientes (30 por año), según datos de la Consejería de Salud.

Vicenç Thomàs (centro), durante la inauguración de la jornada.

Estos datos corresponden al balance presentado del Registro Código Infarto de las Islas Baleares (CI-IB) en la “Jornada de la estrategia de salud en cardiopatía isquémica” celebrada en el Hospital Universitario Son Espases.

Esta iniciativa de registro fue puesta en marcha hace tres años por la Consejería y ha conseguido reducir en 17 minutos, de 110 a 93, el tiempo medio de atención a una urgencia por infarto.

En esos años, el registro ha recogido en Baleares unos 1.400 casos con una precisión diagnóstica del 92 por ciento y ha aunado los datos de todos los pacientes para elaborar una estadística útil a la hora de prevenir esta dolencia.

En un comunicado, difundido por la Consejería, se indican algunas de estas cifras y se explica que el 53 por ciento de los pacientes ingresados con un infarto eran hipertensos, el 39 por ciento tenía el colesterol alto, el 23 por ciento eran diabéticos y el 41 por ciento, fumadores.

Este registro CI-IB recoge todos los infartos agudos de miocardio que se producen en las islas y ha servido para unificar los protocolos de actuación para atender esta patología.

La iniciativa ha permitido documentar, cuantificar y monitorizar la calidad asistencial y el grado de cumplimiento de diferentes programas relacionados con esta enfermedad.

Algunos de ellos son la angioplastia primaria -disponibilidad de un cardiólogo todos los días las 24 horas-, la fibrinólisis extrahospitalaria -posibilidad de administrar tratamiento farmacológico para deshacer el trombo en las ambulancias del 061- y la posibilidad de transferir el electrocardiograma desde las ambulancias al centro hospitalario.

Registro autonómico más de 1.400 pacientes

Desde su puesta en marcha, se han incluido en el registro autonómico más de 1.400 pacientes con sospecha de infarto agudo de miocardio, el 77 por ciento de ellos hombres y con una edad media de 62 años.

Gracias a los protocolos establecidos, se ha conseguido acortar el tiempo de respuesta, se ha mejorado el tratamiento, se ha reducido la estancia hospitalaria y se ha incrementado la seguridad del paciente, afirma Salud.

La eficacia del tratamiento del infarto agudo de miocardio está directamente relacionada con la rapidez y es necesario atenderlo desde el inicio de los síntomas, afirma Salud.

En el marco del proyecto también se ha puesto en marcha un portal web pionero que permite que los profesionales puedan acceder a los datos de los pacientes desde cualquier punto asistencial, como hospitales, centros de salud y ambulancias del 061.