Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 15:40
Sábado, 15 de junio de 2013, a las 17:02

Redacción. Valencia
La Consejería de Sanidad ha implantado datáfonos en 25 puntos de atención sanitaria ubicados en zonas de gran afluencia turística de la Comunidad Valenciana dentro de un proyecto piloto de facturación y cobro inmediato a turistas extranjeros sin derecho a cobertura sanitaria de la asistencia prestada, según han confirmado a Europa Press fuentes de este departamento.

Manuel Llombart, consejero de Sanidad.

Hasta ahora, estos pacientes también debían pagar por la atención sanitaria prestada, pero con este nuevo sistema "se les facilita el pago de su asistencia, evitando desplazamientos innecesarios y acortando y agilizando los trámites administrativos asociados".

Para ello, se ha seleccionado un reducido número de centros para albergar el proyecto piloto de estas medidas, así como al personal no sanitario que asume las tareas de facturación y cobro en los mismos. Así, ya se ha completado con éxito la primera fase del proyecto, consistente en la instalación de la aplicación informática que permite emitir y notificar la factura en presencia del paciente.

La segunda fase, consistente en la realización de pruebas de cobro y manejo de los terminales de pago mediante tarjeta de crédito (TPV) o datáfonos, por parte del personal administrativo, se encuentra en fase de pruebas. De este modo, actualmente, los datafonos están instalados y en funcionamiento en un total de 25 centros sanitarios; 6 centros en la provincia de Castellón, 3 centros en la provincia de Valencia y 16 en la provincia de Alicante.

En concreto, en el departamento de Vinarós se ha instalado en Urgencias del hospital de Vinaròs, el consultorio auxiliar de Peñíscola y el consultorio auxiliar de Alcalà de Xivert-Alcossebre; y en el departamento de salud de Castellón, en Urgencias del hospital General de Castellón y los centros de salud de Benicàssim y Oropesa del Mar. Por su parte, en la provincia de Valencia, está implantado en Urgencias del hospital de Gandia y los centros de salud de Gandia Grau y Tavernes de Valldigna.

En cuanto a la provincia de Alicante está instalado en 10 centros del departamento de salud de La Marina Baixa: Urgencias del hospital Marina Baixa, consultorio auxiliar de Benidorm Rincón de Loix, consultorio de Benidorm Tomás Ortuño, consultorio auxiliar de L'Alfàs del Pi L'Albir, así como en los centros de salud de Benidorm Les Foietes, Benidorm La Cala, Centro de salud de L'Alfàs del Pi, centro de salud La Nucia y centro de salud de Altea.

Asimismo, también está presente en cuatro centros del departamento de salud de San Juan-Alicante: Urgencias del hospital San Juan, consultorio auxiliar Bruselas de Playa San Juan, centro de salud Alicante Cabo Huertas y Centro Sanitario Integrado El Campello. Por último, en el departamento de Elx-Hospital General, está instalado en Urgencias del Hospital General y en el centro sanitario integrado de Santa Pola.

En la provincia de Castellón, además de los centros antes citados, hay otros 13 centros sanitarios de los departamentos de salud de Vinarós y Castellón que también han solicitado la instalación de datafonos, instalación que se completará a lo largo del presente mes de junio.

De este modo, los turistas extranjeros que no dispongan de Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) ni derecho a cobertura sanitaria por el Sistema Nacional de Salud (SNS) podrán recibir las facturas correspondientes a las tasas por los servicios sanitarios recibidos en los mismos centros donde han sido atendidos.

Así, estos pacientes podrán abonar directamente el coste de estas facturas en el mismo centro en el momento de su emisión, de manera que se facilite al paciente el pago de su asistencia durante su estancia en la Comunitat Valenciana, evitándole desplazamientos innecesarios y acortando y agilizando los trámites administrativos asociados.

Se trata de ciudadanos extranjeros comunitarios y extracomunitarios que acceden al sistema sanitario público valenciano y que legalmente deben pagar por la asistencia sanitaria que hayan recibido de forma imprevista, al no aportar los documentos que acreditan tener derecho a la asistencia gratuita o, al menos, que permiten reclamar el importe de sus asistencia a su país de aseguramiento, según aclaran las mismas fuentes.

"Gracias a la implementación de estos mecanismos que facilitan el cobro se evitan gestiones administrativas que encarecen y ralentizan el proceso de cobro, y se facilita enormemente la tramitación de facturas internacionales", destacan.