21 nov 2018 | Actualizado: 16:50

Un protocolo refuerza la seguridad de los recién nacidos en todas las áreas

Se revisará la unificación del procedimiento de identificación y custodia del recién nacido

Jueves, 05 de junio de 2014, a las 12:36
Redacción. Bilbao
El Departamento de Salud y Osakidetza han puesto en marcha un protocolo para reforzar la seguridad de los recién nacidos y minimizar el riesgo de separación del bebé de sus progenitores. El protocolo, que ha sido presentado en rueda de prensa por el director de Atención Sanitaria de Osakidetza, Antonio Arraiza, y el coordinador de Programas de Salud Pública y Seguridad del Paciente de Osakidetza, Enrique Peiró, será de aplicación en todas las áreas materno-infantiles de la Red del Servicio Vasco de Salud.

Antonio Arraiza.

Según han subrayado ambos, velar por la seguridad del paciente es una de las grandes prioridades de la acción de gobierno en lo que se refiere a las políticas de salud, pero también constituye un ámbito de evaluación permanente  y, por supuesto, de intento de mejora continua”. En ese sentido, y dentro de la Estrategia global de Seguridad del Paciente en el Servicio Vasco de Salud que impulsa el Departamento de Jon Darpón, se sitúa la nueva iniciativa referida en este caso a la seguridad durante el proceso asistencial “Gestación –Parto –Puerperio”.

Para ello se ha constituido un equipo de mejora en el que han participado profesionales ginecólogos, matronas, pediatras y enfermeras de nuestros ámbitos materno-infantiles. Su objetivo: revisar y  consensuar un protocolo conjunto para todas las áreas materno-infantiles que minimice el riesgo de separación del binomio bebé –progenitores, y definir así mismo las pautas a seguir en las excepciones.

El protocolo recoge todas las pautas de actuación, desde el inicio de la gestación hasta el alta hospitalaria en el puerperio. Asimismo, su elaboración ha supuesto también la revisión y unificación del procedimiento de identificación y custodia del recién nacido.