Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Miércoles, 24 de septiembre de 2014, a las 13:20
Redacción. Toledo
La Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, a través de su Instituto de Innovación y Competitividad, ha presentado en Toledo y Ciudad  Real, una herramienta al servicio de los profesionales farmacéuticos. Se trata  del programa de Dirección Integral de Farmacias Comunitarias, de la mano de ESIC Business & Marketing School.

Ana López-Casero y Julián Créis.

La directora de la Fundación, Ana López-Casero, desglosó los pormenores del programa junto al presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Toledo, Manuel Toledano, y del COF de Ciudad  Real, Julián Créis.

Dirfar está concebido como un instrumento al servicio de los 2.650 farmacéuticos colegiados de la región, en virtud de un convenio de colaboración entre la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha y el Consejo Regional de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

El programa está dirigido a titulares de farmacia y farmacéuticos adjuntos con responsabilidades en la gestión que busquen mejorar la eficiencia y la gestión de su farmacia adquiriendo nuevas competencias profesionales, acordes con las demandas de los pacientes y del mercado actual.

Para ello no sólo ofrece un completo programa de formación en gestión, habilidades directivas y liderazgo, sino que también brinda a los farmacéuticos la posibilidad de realizar su propio plan de reactivación profesional, aplicando los conceptos adquiridos de la mano de profesionales especializados.

Los objetivos de este plan son conocer en profundidad la situación actual de la oficina de farmacia, analizar las variables de mercado que influyen en el funcionamiento de la misma y marcar un plan de acción para mejorar y obtener o ampliar los beneficios actuales.