Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

Un plan de salud mental logra tasas más bajas de reingreso que la media europea

Boi Ruiz defiende aportar datos objetivos porque rendir cuentas aumenta la competitividad

Jueves, 28 de noviembre de 2013, a las 15:54

Redacción. Barcelona
La red de atención a la salud mental de Girona ha logrado una de las tasas más bajas de reingreso hospitalario de Europa, al situarla en un 18 por ciento de los casos frente al 40 por ciento de media, según los datos del proyecto Refinement que ha presentado este jueves en Barcelona el consejero de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz.

Boi Ruiz.

En una atención a los medios, Ruiz ha destacado que este logro se debe principalmente a la "continuidad asistencial" que ha logrado el sistema en Girona, al integrar la atención primaria y hospitalaria en el seguimiento de los pacientes, y que representa un seguimiento del 90 por ciento frente al 57 por ciento de media.

El estudio Refinement, que ha comparado la atención a la salud mental en nueve regiones de Europa --Italia, Reino Unido, Finlandia, Austria, Francia, Estonia, Rumanía, Noruega y España--, sitúa a Girona como un "referente europeo" por su eficiencia en la atención de estas patologías, tras analizar financiación, calidad del sistema y resultados.

El conseller, que ha recordado que los trastornos mentales representan el 9,3 por ciento del presupuesto sanitario catalán --cerca de 771 millones de euros--, ha destacado no obstante que los resultados finales no tienen que ver con cómo se financia la salud.

En el conjunto de países analizados, tanto Girona como Hampshire (Inglaterra) y Verona (Italia) son los que tienen una disponibilidad más alta de servicios y plazas, por tanto basados en la existencia de recursos próximos a la población, si bien son Girona y Verona los que tienen una mayor eficiencia por hacer un mejor seguimiento de sus pacientes.

Asimismo, el intervalo de tiempo entre la primera visita a un centro de salud mental después del alta hospitalaria es de los más bajos, ya que el 70 por ciento de los pacientes no tardan más de un mes, frente al 30 por ciento de países como Noruega o Austria.

Boi Ruiz ha insistido en la utilidad de ofrecer datos objetivos para poder valorar las políticas sanitarias en su justa medida, pese al "riesgo" de que la transparencia genere tensiones, porque de este modo se fomenta la competitividad entre centros, que se sienten impulsados a hacerlo mejor.

El conseller ha descartado que el modelo de Girona, que pivota sobre el Instituto de Asistencia Sanitaria (IAS), deba extenderse al conjunto de Catalunya, aunque ha defendido que los datos de esta región sí pueden actuar como "tractor" del resto de zonas para acercarse a la excelencia.

De hecho, ha recordado que la salud mental y las adicciones son la primera causa del mundo para no hacer vida normal, y ha asegurado que el aumento en los diagnósticos en Catalunya --en 2011 fueron atendidos en la red de centros 54.000 menores, un 29 por ciento más que en 2007--, se debe en gran medida a un aumento de los diagnósticos por una mejor detección de los casos.

Código suicidio

Ruiz ha asegurado que la intención de realizar planes pilotos sobre temáticas concretas responde a la necesidad de obtener datos objetivos antes de decidir si una medida es extensible al conjunto del sistema, y ha puesto como ejemplo el seguimiento de los suicidios en la ciudad de Sabadell (Barcelona).

Según las cifras que maneja, la tasa de suicidios en Sabadell se ha reducido del 8,31 por 100.000 habitantes del 2008 al 4,8 en 2011, por lo que ha ratificado que en 2014 se implantará un Código Suicidio en toda Catalunya.