Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 17:20

Un nuevo sello acredita la calidad de la atención a las personas mayores

Ofrece “seguridad y garantía tanto a los pacientes como a sus familias y los profesionales”

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Enrique Pita. Madrid
La atención a las personas mayores cuenta desde ayer con un nuevo sello de calidad impulsado por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), que viene a paliar la falta de una normativa común a nivel nacional que marque los estándares de calidad del sector. Según uno de los autores del estudio, Alfredo Bohórquez, "cada comunidad autónoma marca sus criterios, en algún caso muy bajos, y con este modelo queremos ofrecer unas líneas de trabajo comunes a todos los centros".
 

De izquierda a derecha: Luisa Navarro, miembro del Comité de Acreditación de la SEGG; Pedro Gil, presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología; Alfredo Bohórquez, miembro del Comité de Acreditación y secretario general de la Sociedad; y José Luis Pareja, miembro del Comité de Acreditación.

El nuevo "Sistema de Acreditación de Calidad para los servicios de atención a Personas Mayores" establece unos requisitos de calidad y gestión adecuados "para ofrecer seguridad y garantía tanto a los mayores, como a los profesionales, como a las familias de los pacientes". Así, los objetivos marcados por el grupo de trabajo, integrado por siete personas, que ha elaborado el estudio eran proporcionar una herramienta objetiva, científica y práctica "que permita a los centros evaluar y acreditar su nivel de calidad", ofrecer seguridad para una correcta atención y unas adecuadas prácticas profesionales, y promover confianza.

Para cumplir con estos objetivos, el modelo impulsado por la SEGG marca tres niveles de acreditación: básico, medio y avanzado, que permiten al servicio establecer un itineario de mejora continua. Para ello se ha generado un modelo "progresivo, dinámico, continuo, de excelencia, pensado para que los centros puedan mejorar progresivamente", según señala el presidente de la Sociedad, Pedro Gil Gregorio.

Pero, ¿qué aporta este Sistema en comparación con los ya existentes? Alfredo Bohórquez señala que es "complementario al resto, no excluyente. Está orientado a la mejora de la calidad percibida". Así, se incide en que el modelo básico es "sencillo de cumplir", y para ello los centros que lo deseen contarán con el apoyo de la SEGG, un "acompañamiento científico para corroborar que están preparados para ser autidados y recibir el sello". En cualquier caso, la división en tres niveles supone "que cualquier centro puede cumplir, al menos, con el básico", y que llegar al nivel avanzado conlleva "apostar por la excelencia" en la atención a las Personas Mayores.