Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:20

Un millón de hipertensos, hasta ahora resistentes al tratamiento, podrán controlar su enfermedad

Con esta intervención los pacientes consiguen reducir su presión arterial hasta en 30 milímetros

Jueves, 06 de octubre de 2011, a las 18:26
Redacción / Ricardo Martínez / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
El grupo de Terapia Endovascular y Miocárdica (TEAM) ha presentado las principales novedades del IX Curso Internacional de Terapia Endovascular y Miocárdica, que se está celebrando en Madrid. Durante los días que dura el encuentro, se retransmitirán 26 casos en vivo que hacen referencia a operaciones coronarias que se realizan mientras se celebra TEAM, con la intención de que los especialistas reunidos puedan asistir a intervenciones cuya práctica es todavía bastante novedosa.

Eulogio García, consultor de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Carlos Macaya, presidente de la Sociedad Española de Cardiología.


Entre estas intervenciones, ha destacado un nuevo tratamiento médico, conocido como denervación renal percutánea, realizado por primera vez en España que se ha llevado a cabo en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, que consiste en aplicar radiofrecuencia a dos arterias renales, quemando la denervación de sistema simpático, con el fin de reducir la hipertensión. El éxito de este tratamiento es tal que, al cabo de seis meses, los pacientes hipertensos que hasta ahora no disponían de un tratamiento eficaz (alrededor de un millón de personas en España, consiguen reducir su presión arterial hasta en 30 milímetros.

Según el doctor Eulogio García, consultor de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, quien ha realizado esta primera intervención junto con el cardiólogo alemán Horst Sievert, que “una persona hipertensa que, a pesar de estar tratándose con cuatro o cinco fármacos distintos, no consigue controlar ni reducir su hipertensión, manteniéndose ésta en niveles de 15-10, puede lograr mediante este tratamiento, que se sitúe en cifras normales, entre 12 y 13 la máxima y entre 8 y 9 la mínima”. Se calcula que, en España, alrededor de diez millones de personas sufren hipertensión, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular, y que cerca de un millones de estos pacientes no consiguen reducir a cifras normales su presión arterial a pesar de estar recibiendo varios fármacos distintos en su tratamiento.

Por su parte, Carlos Macaya, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico de Madrid y presidente de la Sociedad Española de Cardiología, ha subrayado que “la cardiología va hacia un manejo multidisciplinar, ya que aspectos como la hipertensión deben ser tratados también por médicos de atención primaria, neurólogos o nefrólogos”. Así, “la cirugía intervencionista está trabajando mano a mano con la imagen cardiovascular, porque están desapareciendo las fronteras que delimitaban los campos de las especialidades y crece el trabajo en equipo”.