Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00

Un millón de euros con una misión: prevenir el ictus

Arranca una campaña que persigue concienciar sobre la fibrilación auricular y su relación con el accidente cerebrovascular

Martes, 22 de marzo de 2011, a las 17:35

Sandra Melgarejo / Imagen: Paula Pino. Madrid
Madrid ha acogido el lanzamiento mundial de la campaña ‘1 misión, 1 millón: directos al corazón del ictus’, una iniciativa internacional respaldada por más de 40 organizaciones y patrocinada por Boehringer Ingelheim, que repartirá un millón de euros entre 32 proyectos que ayuden a prevenir el ictus asociado a fibrilación auricular.

Ariel Cohen, Trudie Lobban y Jane Seymour.

Todo el que lo desee podrá votar hasta el 22 de junio sus ideas favoritas, a través de la web www.alcorazondelictus.com. Un comité de expertos internacional ha seleccionado 184 proyectos candidatos, presentados por personas a título individual, grupos de pacientes, profesionales sanitarios y centros sanitarios de 36 países. “Es la primera vez que el público general es invitado a hacer algo así”, ha celebrado Eve Knight, cofundadora y directora general de AntiCoagulación Europa (ACE).

Cada uno de estos proyectos propone una estrategia para aumentar la conciencia social sobre la fibrilación auricular y su relación con el accidente cerebrovascular, a través de cuatro ámbitos: estudios sobre la enfermedad, programas de detección precoz, campañas de hábitos de vida saludables y la creación de grupos de pacientes que ofrezcan información a los afectados.

Como ha detallado Ariel Cohen, director de Cardiología del Hospital Saint-Antoine de París, la fibrilación auricular, la alteración prolongada del ritmo cardíaco más frecuente, “afecta a nueve millones de personas en todo el mundo y ocasiona hasta tres millones de ictus cada año”. Además, se prevé que en el año 2050 el número de afectados sea el doble.

Eve Knight.

El especialista ha recordado que los ictus asociados a esta patología son “más severos, más discapacitantes y más mortales”, sin olvidar que “el coste de la enfermedad aumenta en paralelo a la severidad del ictus”. No obstante, ha asegurado que se pueden prevenir y ha incidido en la necesidad de “educar a los pacientes sobre la importancia de tomar la medicación”.

La actriz británica Jane Seymour es embajadora de esta iniciativa, a la que la unen motivos personales, ya que su madre sufrió un ictus como consecuencia de la fibrilación auricular que padecía. “Hay una necesidad urgente de que la gente conozca esta enfermedad y su relación con el ictus. Mediante ‘1 Misión 1 Millón’, la opinión pública puede ayudar activamente a su prevención haciendo algo tan sencillo como votar por internet”, ha comentado.

Es necesaria una mayor concienciación sobre el riesgo de ictus

Coincidiendo con el lanzamiento de la campaña, se han presentado los resultados de la encuesta mundial Speak about AF (Educación, Concienciación y Conocimiento para la Prevención del Ictus asociado a Fibrilación Auricular), que revela que más de la mitad de personas con fibrilación auricular no es consciente del riesgo de ictus que conlleva esta enfermedad.

Trudie Lobban, fundadora y directora ejecutiva de la Asociación Fibrilación Auricular (AFA), ha destacado entre las conclusiones del estudio, la mayor encuesta realizada hasta la fecha a personas con fibrilación auricular (más de 3.700 pacientes de 12 países), que un 55 por ciento de los afectados afirma que esta enfermedad supone una carga.

Según esta encuesta, un 93 por ciento de los médicos están de acuerdo en que el riesgo de ictus es la amenaza más grave para las personas con esta dolencia. No obstante, el 41 por ciento de los afectados considera que no están bien informados sobre este riesgo y solo el 49 por ciento es consciente del peligro de ictus asociado a fibrilación auricular.