21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Un millar de pacientes críticos pasan anualmente por la Unidad de Medicina Intensiva

El 95 por ciento de las personas que son dadas de alta en la UMI del Hunsc retorna a su domicilio

Viernes, 18 de enero de 2013, a las 14:28

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La Unidad de Medicina Intensiva (UMI) del Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC), adscrito a la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, atiende anualmente una media de mil pacientes en estado crítico/grave cuya situación es potencialmente recuperable.

Parte del equipo de la Unidad de Medicina Intensiva.

Según datos de la unidad, los enfermos que requieren de hospitalización provienen de patologías diversas que en su mayoría necesitan de aparatos para mantener constantes las funciones vitales así como los órganos de las que éstas dependen.

Para realizar esta labor, la Unidad de Medicina Intensiva dispone las 24 horas y los 365 días al año. El perfil de las personas que ingresan en esta unidad de críticos es heterogéneo, por lo que la distribución y atención sanitaria en el hospital se organiza en tres módulos: neurotrauma, cardiorrespiratorio y polivalente, siendo éste último donde se trabaja, entre otros, con pacientes de fallo multiorgánico, sepsis, patologías digestivas y también trasplante hepático, para el que el Hunsc es el centro de referencia de Canarias.

Según los últimos datos, se ha reducido de forma razonable el estado crítico. El 95 por ciento de los pacientes que son dados de alta a la planta de hospitalización, marchan a su domicilio con una calidad de vida aceptable.

Por ello, el esfuerzo de este amplio equipo de profesionales se ha visto recompensado por la obtención de la certificación de la norma ISO 9001:2008 concedida por AENOR, un reconocimiento externo que avala la calidad y las buenas prácticas en la prestación médica y asistencial en aras de la seguridad del paciente y la humanización en la atención prestada.