Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Un medicamento para la pérdida ósea puede ayudar a prevenir el cáncer de endometrio

El estudio respalda otras investigaciones anteriores que han demostrado un efecto contra el cáncer de este tipo de medicamentos

Sábado, 27 de diciembre de 2014, a las 13:44
Redacción. Madrid
Un nuevo análisis sugiere que las mujeres que toman bifosfonatos, fármacos usados comúnmente para tratar la osteoporosis y otras enfermedades óseas, tienen aproximadamente la mitad del riesgo de desarrollar cáncer de endometrio que las que no emplean estos medicamentos.

Publicado en la edición digital de 'Cancer', una revista revisada por pares de la Sociedad Americana contra el Cáncer, el estudio respalda otras investigaciones anteriores que han demostrado un efecto contra el cáncer de este tipo de medicamentos.

El cáncer de endometrio, que surge en el revestimiento del útero, representa casi el 50 por ciento de los cánceres ginecológicos diagnosticados en Estados Unidos y es la cuarta enfermedad maligna más común en las mujeres y la octava causa más común de muerte por cáncer.

Aunque los bisfosfonatos son conocidos por prevenir la pérdida ósea, los estudios preclínicos han demostrado que estos medicamentos también tienen efectos antitumorales, incluyendo la capacidad de evitar la multiplicación de las células tumorales y la invasión de los tejidos normales.

Para evaluar si los bifosfonatos pueden ayudar a prevenir el cáncer de endometrio, Sharon Hensley Alford, del Sistema de Salud Henry Ford en Detroit, lideró un equipo que evaluó información obtenida del Estudio del Instituto Nacional del Cáncer PLCO (próstata, pulmón, colorrectal y de ovario), que incluyó cuestionarios sobre el consumo de medicamentos para los huesos.

Los investigadores analizaron los datos de sólo aquellos bisfosfonatos que contienen nitrógeno porque se sabe que tienen una fuerte actividad contra el cáncer. Se incluyó un total de 29.254 mujeres en el análisis y, tras tener en cuenta factores como la edad, la raza, los antecedentes de uso de terapia hormonal, el tabaquismo y el índice de masa corporal, las consumidoras de bisfosfonatos presentaban la mitad de probabilidades de desarrollar cáncer de endometrio.

"Otros estudios han demostrado que los bifosfonatos pueden reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer, pero somos los primeros en demostrar que el riesgo de cáncer de endometrio puede rebajarse también -resalta Alford-. Este trabajo sugiere que las mujeres que necesitan medicamentos de fortalecimiento óseo y que poseen un mayor riesgo de cáncer de endometrio pueden querer elegir los bifosfonatos que contienen nitrógeno porque esta forma puede reducir el riesgo de cáncer de endometrio".