Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:15

El 2% de los pacientes de hepatitis c crónica pueden beneficiarse de sofosbuvir

La financiación por parte del SNS podría favorecer a estas personas

Martes, 28 de octubre de 2014, a las 19:45
Redacción. Valencia
Martín Prieto, jefe de sección de la Unidad de Hepatología del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, ha informado que hasta un dos por ciento de la población de la comunidad padece hepatitis C crónica (HCC), y por tanto, podrían beneficiarse de la financiación por parte del Sistema Nacional de Salud (SNS) de sofosbuvir, comercializado como Sovaldi, por Gilead, un tratamiento contra esta enfermedad con tasas de curación que pueden llegar a superar el 90 por ciento.

Martín Prieto, jefe de sección de la Unidad de Hepatología del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia.

Según ha explicado Prieto, “la disponibilidad de sofosbuvir supone un gran avance en el tratamiento de estos pacientes”, ya que “consigue un aumento importante en las tasa de respuesta viral sostenida” respecto a tratamientos previos.

Además, incluso en las pautas en las que se utiliza en combinación con interferón pergilado y ribavirina, “acorta de forma significativa la duración del tratamiento”, lo que repercute en una “mejor tolerancia por parte de los pacientes” y en una tasa muy baja de abandono del tratamiento por sus “escasos efectos secundarios”, ha dicho el especialista de Hepatología.

Sovaldi, que está recomendado en los genotipos 1,2,3 y 4, puede usarse en combinación con interferón pegilado y ribavirina o sin interferón, y según ha aseverado Martín Prieto, “es idela para todos los pacientes con hepatitis C, desde pacientes con enfermedad poca o leve a más avanzada” (pacientes con cirrosis).

Una de las grandes aportaciones de este fármaco, ha destacado, es precisamente en los pacientes con cirrosis descompensada, quienes “no tenían ninguna opción de tratamiento” hasta su aparición. Ahora, al administrarles una pauta libre de interferón con sofosbuvir y ribavirina, se consigue una tasa de respuesta viral sostenida que está en torno al 60 o 70 por ciento”, en los que sufren enfermedad menos avanzada supera el 90 por ciento.

En el resto de pacientes, las tasas de respuesta viral sostenida es mucho más alta, aunque dependen, entre otros factores, del genotipo del VHC, de la pauta de tratamiento empleada, del grado de fibrosis y de si el paciente es la primera vez que recibe un tratamiento antiviral o no.