Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

Un consorcio gestionará la sanidad de la provincia de Lleida a partir de enero

“No nos sobran hospitales, nos sobran organizaciones hospitalarias”, dice Ruiz

Martes, 09 de septiembre de 2014, a las 12:19
Redacción. Barcelona
Un consorcio con mayoría del Instituto Catalán de la Salud (ICS) y participación del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Universidad de Lleida (UdL) y el Instituto de Investigación Biomédica IRBLleida será el encargado de gobernar ambulatorios y hospitales de la provincia a partir del 1 de enero de 2015, ha explicado el consejero de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, a Europa Press.

Boi Ruiz.

"Esto integrará toda la atención hospitalaria, especializada y primaria de la región sanitaria de Lleida de tipo público", aunque quedan fuera los hospitales de Vielha, que pertenece a la Val d'Aran, y el de la Seu d'Urgell, regido por una fundación privada, aunque municipal, ha añadido el conseller, que ha augurado que el Govern aprobará el ente en otoño, junto al nuevo modelo jurídico del Clínic.

A finales de julio se ha decidido que sea un consorcio, una vez superado el periodo de análisis de las leyes jurídicas del Estado que podían poner dificultades a esta figura jurídica, ha señalado el consejero, que ha subrayado que esta organización "significa sumar servicios y potenciar la cirugía pediátrica".

"Las unidades funcionales darán más capacidad resolutiva porque al haber más pacientes de una determinada patología podremos conseguir que estos enfermos se puedan quedar en Lleida", y no tengan que ser derivados fuera de la provincia.

El futuro ente gestionará tres hospitales, el Arnau de Vilanova (ICS), el Santa Maria y el de Tremp, así como los centros de Atención Primaria (CAP) y consultorios locales, lo que el titular de Salud ha destacado que permitirá reducir estructuras.

Otra de las ventajas del ente, según el consejero, es que si bien hasta ahora el ICS se quedaba la facturación privada a mutuas por accidentes de tráfico, en adelante los ingresos repercutirán en el mismo ente territorializado.

Sobre las acusaciones de 'privatización' que ha recibido el cambio de gestión en Lleida, el titular de salud ha sido contundente al afirmar que "no tiene ningún sentido decir que este es una privatización", y ha clamado contra la politización de la sanidad.

Según el consejero, no necesariamente se extenderá a todo el territorio el modelo de Lleida, y ha defendido la existencia de acuerdos funcionales entre el ICS y proveedores sanitarios en Tarragona: "Le daremos más seguridad al paciente".

Ha visto como un ejemplo de "política sanitaria simple" el hecho de juntar servicios y decidir adoptar el mismo criterio clínico, protocolos, sesiones clínicas compartidas, ha reseñado Boi Ruiz, que ha descartado que en Girona se opte de momento por una fórmula como la de Lleida, alegando que la gerundense es una provincia más compleja por la presencia de hospitales con más naturalezas jurídicas.

Desburocratización sanitaria

"No nos sobran hospitales, no sobran organizaciones hospitalarias", ha aseverado el titular de Salud para argumentar desburocratización y reducción de estructuras administrativas para gobernar el sistema.

"¿Por qué tengo que tener tres organizaciones hospitalarias diferentes si puedo tener una con tres edificios?", se ha preguntado el consejero, planteándose que a la larga cada edificio esté especializado en una patología.

Ha enmarcado la nueva organización en una "transformación progresiva" del modelo hospitalario -además de sanitario- catalán, que bebe de una tradición muy territorial que cobraba pleno sentido para tratar urgencias vitales cuando no había comunicaciones ni el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

En esta línea, ha manifestado que  Salud quiere revisar el modelo, alegando que "no tiene sentido tratar un cáncer de garganta en el Hospital de Puigcerdà", ha ejemplificado.