20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Un año más sin noticias de la píldora poscoital

Los expertos recibieron los informes solicitados a la OMC, SEGO y Aemps en otoño de 2012

Miércoles, 11 de diciembre de 2013, a las 14:26
María Márquez. Madrid
El pleno del Consejo Asesor de Sanidad no emitirá en su última reunión del año (aún por concretar) el dictamen definitivo sobre si la píldora poscoital debería contar de nuevo con prescripción médica.

Joan Rodés, presidente del Consejo Asesor de
Sanidad, y la ministra Ana Mato.

Las últimas noticias sobre el debate que se enmarca en este foro de expertos llegaban de la mano de su vicepresidente, Julio Sánchez Fierro, quien explicaba a Redacción Médica que esperan datos autonómicos sobre el consumo de este fármaco entre menores de edad. Sin esta información es “un debate estéril desde el punto de vista científico y peligroso desde el punto de vista sanitario”, declaraba Sánchez Fierro.

Los tres informes que no ayudaron a decidir

Lo que sí ha podido confirmar este diario es que el debate interno del Consejo Asesor ha sido intenso. No hay que olvidar que entre sus vocales se encuentra el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Juan José Rodríguez Sendín, quien tomó cartas en el asunto cuando este protagonizó diversos debates en el Senado (alentados por el entonces portavoz socialista de Sanidad, Roberto Lertxundi). Rodríguez Sendín manifestó desde un primer momento que la píldora poscoital debería requerir prescripción médica (y ser gratuita), argumento contrario al segundo informe que recabó la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, el remitido por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Esta sociedad científica avaló la venta libre del medicamento, mientras que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) garantizó en un tercer informe que la seguridad del producto era muy alta (tras detectar solo 35 reacciones adversas en 11 años), dando a entender también que su venta libre podría continuar sin problemas.

Con estos tres informes en su mesa, la ministra Ana Mato no acabó de tener claro su ‘veredicto’, y fue entonces cuando entró en escena el Consejo Asesor de Sanidad, cuya formalización se producía el 1 de octubre de 2012, meses después de que Mato, respondiendo a Lertxundi en el Senado, anunciase que pediría el asesoramiento de estos expertos para tomar una decisión definitiva.