Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Un 55% de las Urgencias públicas ya tienen pantallas para informar de la espera

En cualquier caso se detalla el tiempo en todos los hospitales

Lunes, 19 de enero de 2015, a las 12:49
Redacción. Barcelona
Un total de 28 de los 51 hospitales catalanes con financiación pública que disponen de servicios de Urgencias han instalado pantallas para informar a los pacientes del tiempo de espera, tal y como ha explicado el gerente de Atención Ciudadana del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Joan Lluís Piqué.

Piqué.

Dicho esto, ha concretado que el 45 por ciento de hospitales restantes instalará pantallas "durante el primer trimestre de este año"."Aunque no haya pantallas físicas, en todos y cada uno de los 51 centros se ofrece información detallada de la espera", aunque sea de forma oral. Tras ello, ha asegurado que será en abril cuando lo hagan todos a través de pantallas.

 "Quedan pendientes grandes centros de Barcelona como el Sant Pau, el Clínic y el Hospital del Mar", ha admitido, aunque ha insistido en que, en estos centros, también se informa de la espera a los pacientes en el momento en que llegan a Urgencias.

Por otra parte, también ha informado de que todos los Centros de Urgencias de Atención Primaria (CUAP) del Instituto Catalán de la Salud también informan del tiempo de espera a los pacientes, así como el Cuap Cotxeres de Barcelona, que está gestionado por el Consorcio de Salud y Social de Cataluña (CSC).

 "A lo largo de este año, los hospitales y los CUAP se coordinarán para informar a los pacientes de la espera que hay en los centros más cercanos", ha destacado Piqué, quien ha recordado que se informa a los pacientes de la espera en las Urgencias leves y moderada. "Las que son graves no pasan por los circuitos normales y no tienen ningún tipo de espera", ha apostillado.

El objetivo de informar a los pacientes de la espera es "potenciar la transparencia", después de que trabajadores y usuarios de grandes hospitales, principalmente Vall d'Hebron y Bellvitge, alertaran el pasado verano de colapsos en Urgencias por el cierre estacional de camas.