Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:40
Sábado, 17 de enero de 2015, a las 12:23
Nuria Fernández Gámez. Madrid
Cubrir los gastos sanitarios va a suponer tener que apretarse un poco más el cinturón de los hogares españoles este 2015. Así lo ha demostrado la IV edición del Barómetro The Family Watch de la Familia que ha sido presentado esta semana. Concretamente, el informe ha concluido que el 40 por ciento de las familias han considerado esta postura, un descenso considerable en comparación con las expectativas que los ciudadanos se planteaban  para 2014.

El impulso que tienen que hacer desde los hogares para pagar las necesidades básicas relacionadas con la salud es un 65 por ciento mayor que en el año anterior. Por delante de esta consideración para este 2015, un 52,9 por ciento de los entrevistados han expresado que habrá que sacrificarse más para afrontar los gastos en alimentación y un 40,9 en lo que respecta al transporte.

El barómetro ha contado con las respuestas de más de 600 entrevistas realizadas a algún miembro de la familia mayor de 18 años, un estudio que se realiza por todo el ámbito nacional y que además incluye a Ceuta y Melilla.

Expectativas de bienestar de los niños

Otra de las cuestiones que se ha hecho hincapié ha sido si  los sujetos creían que las expectativas de bienestar de los niños que viven en España serán buenas o malas.  Desafortunadamente, un 43,8 por ciento ha expresado que será peor y  tan solo un 25 por ciento ha confesado que puede ser mejor que la suya.

Por otro lado, el informe también ha notificado que la pobreza infantil es uno de los principales problemas de la infancia en nuestro país, seguido del abandono o fracaso escolar y de la malnutrición.

ENLACES RELACIONADOS:


Acceda al documento