17 dic 2018 | Actualizado: 18:30

UGT y Satse critican que los eventuales no recuperen al mismo tiempo la jornada completa

Han realizado estas declaraciones con motivo de la reunión de la Mesa Sectorial de Sanidad

lun 29 diciembre 2014. 19.02H
Redacción. Sevilla
UGT y Satse consideran una "tomadura de pelo" el pase "a plazos" de los eventuales estructurales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) después de que la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales haya propuesto que recuperen progresivamente la jornada del cien por cien durante 2015, y exigen que "la consolidación de los contratos se realice para todos los eventuales al mismo tiempo y por un año de duración".

Antonio Macias, secretario de Salud de la Federación de Servicios Públicos de UGT Andalucia.

UGT, quien ha hecho estas declaraciones tras participar este lunes en la Mesa Sectorial de Sanidad, considera "una discriminación más" el hecho de pasarlos "a plazos" y no de una vez, como se hizo cuando se les redujó el tiempo de trabajo y sueldo.

Además, el sindicato ha dicho que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, "mentía" cuando afirmaba que todos pasarían al 100% "y, ahora, se confirma que no va a ser así ni mucho menos".

En este sentido, lamenta que la Administración haya planteado un pase paulatino de no todos los eventuales. "Ya que solo considera así a unos 8.000 --cuando realmente existen más de 12.000-- y que eso se irá realizando a partir del mes de febrero sin tener una fecha definitiva de finalización", denuncia.

Por su parte, el Sindicato de Enfermería (Satse) de Andalucía también ha rechazado la propuesta de la Administración de llevar a cabo de forma paulatina la conversión y ha exigido que "la consolidación de los contratos al cien por cien se realicen para todos los eventuales al mismo tiempo y por un año de duración", tras la propuesta de la Junta de que solo fueran los eventuales estructurales los que pasaran a partir del próximo 1 de febrero a jornada completa.

No obstante, el Sindicato de Enfermería asegura que luchará porque la conversión de contratos al cien por cien no implique en ningún caso la pérdida de más empleos en el Servicio Andaluz de Salud ya que, recuerda, aunque los contratos al 75 por ciento eran la fórmula anunciada por el SAS para evitar los despidos, en los últimos dos años, se han destruido más 7.000 empleos, siendo Enfermería el colectivo más afectado.