Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:35

UGT critica a Salud por hacer la rezonificación sin consultar a usuarios y trabajadores

El sindicato no percibe “el riguroso análisis necesario” por parte de la Consejería

Jueves, 01 de agosto de 2013, a las 18:10

Redacción. Logroño
El sindicato UGT ha criticado este jueves, a través de un comunicado, que la rezonificación sanitaria impulsada por la Consejería de Salud se ha llevado a cabo “sin consultar a los trabajadores y usuarios de centros de salud”, a la vez que ha manifestado su “profundo desacuerdo” con una medida que, a su juicio, no satisface las necesidades sanitarias de la población.

El consejero de Salud, José Ignacio NIeto.

En primer lugar, lamentan que "solo se ha convocado in extremis en el día de ayer al Consejo Riojano de Salud, que desde 2009 no se convocaba, no respetando la propia Administración el Decreto 29/2006, de 5 de mayo que regula los órganos de participación ciudadana en el Sistema Público de Salud de La Rioja".

Además, afirman que "como ya se ha denunciado por otras instancias, no se ha convocado en tiempo y forma a los Consejos de Salud de Zona, pues no se puede considerar tal el paripé de reunión que convocó el consejero de Salud a primeros de julio".

Por otro lado, creen "necesaria la participación de los profesionales, que están al pie del cañón, esta Administración no ha consultado en ningún momento el plan con los responsables y trabajadores de los centros de salud afectados, viniendo impuesto el plan por unos "expertos", que no tenemos el gusto de conocer".

"Esta Administración demuestra, una vez más, la falta de respeto por usuarios y profesionales, recurriendo a la vía de la imposición, y en plena canícula estival", añaden.
Por último, indican que "hemos advertido de importantes inconvenientes de la nueva rezonificación que implica nada menos que a 30.000 ciudadanos de Logroño y Lardero que van a ver cómo cambian a su médico de cabecera, solamente para justificar la inauguración del nuevo Centro de Salud de La Guindalera, que no tiene población suficiente a su alrededor, y podría haberse atendido en un consultorio, lo que hubiera evitado cambios innecesarios en la zonificación actual, sin que exista mejora asistencial alguna".

"La nueva reubicación de los usuarios supone, en muchos casos, aumentar la distancia entre éstos y su nuevo Centro de Salud, lo que en personas mayores y dependientes va a suponer una mayor dificultad de acceso a su centro de salud, y previsiblemente un importante aumento de los avisos a domicilio. Esperamos que esta Administración habilite fórmulas a los usuarios para  resolver estos problemas", finaliza UGT.