11 dic 2018 | Actualizado: 19:10
jue 19 junio 2014. 13.17H
Redacción. Sevilla
Un año después de finalizar los estudios, el 75 por ciento de los universitarios de las titulaciones sanitarias de Medicina, Odontología, Farmacia y Veterinaria consiguieron un empleo, según el 'Estudio de la situación laboral de las personas egresadas en enseñanzas universitarias en Andalucía' realizado por el Servicio Andaluz de Empleo de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a través del Observatorio Argos.

José Sánchez Maldonado, consejero de Economía.

Este estudio analiza la situación laboral de este colectivo al año de finalización del curso académico en el que se graduaron 2011-2012 (entre el 1 de octubre de 2012 y el 30 de septiembre de 2013) e incluye a las 32.200 personas egresadas identificadas de primer y segundo ciclo, además de las 8.333 egresados en estudios de posgrado y las 1.395 personas egresadas en másteres y doctorado de las nueve universidades andaluzas.

El informe del SAE también destaca la elevada tasa de inserción en el primer año de los egresados en titulaciones largas de Enseñanzas Técnicas (la mayoría de las ingenierías), ya que la mitad de los universitarios que terminan sus estudios están trabajando al 30 de septiembre de 2013. A pesar de ser estas las titulaciones con más inserción laboral en el primer año, no son las que mayor número de egresados tiene, ya que el mayor número de universitarios se concentra, en el caso de las titulaciones de primer ciclo, en Magisterio (con 39 por ciento), y en segundo ciclo en la rama de Ciencias Sociales y Jurídicas con un 51 por ciento de egresados.

Considerando las cuatro titulaciones con mayor importancia de acuerdo al número de personas egresadas -con más de 1.400 alumnos egresados-, las titulaciones en Ciencias Empresariales (44,40 por ciento), y Administración y Dirección de Empresas (47,31 por ciento) se encuentran por encima de la media de inserción entre los egresados de primer y segundo ciclo (40,36 por ciento). Por el contrario, inferior a porcentaje general están las titulaciones de maestros de educación infantil (39,06 por ciento) y los licenciados en Derecho (27,38 por ciento).

El estudio del SAE también analiza la inserción en relación al género, donde existen diferencias entre hombres y mujeres, ya que entre los hombres existe mayor afiliación (42,20 por ciento) frente al 39,13 por ciento de las mujeres. En cuanto al tiempo que tardan en formalizar su primer contrato tras la finalización de su formación, pasa una media de 147 días, casi 5 meses. Además, según este estudio del Servicio Andaluz de Empleo, y tras analizar la movilidad geográfica, el 52,4 por ciento de los primeros contratos registrados a las personas egresadas implica un desplazamiento entre el municipio de residencia del trabajador y el puesto de trabajo. Por último, el 93,18 por ciento de esas contrataciones son de carácter temporal.