15 nov 2018 | Actualizado: 12:20

Toman posesión los últimos nuevos cargos sanitarios del Gobierno Cospedal

La presidenta admite que el suyo no será el Ejecutivo “más popular”

Jueves, 29 de diciembre de 2011, a las 17:05

Redacción. Toledo
La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha presidido la toma de posesión de directores generales en el Palacio de Fuensalida de Toledo y ha afirmado que “sabemos que no vamos a ser el Gobierno más popular, pero queremos ser el Gobierno más eficaz y útil para los castellano-manchegos”.

Mº Dolores de Copedal, pta. de Castilla-La Mancha.

En el ámbito sociosanitario han tomado posesión: María Seguí Gómez, directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo; Juan José García Ferrer, director general de Mayores, Personas con Discapacidad y Dependientes; Amparo Carrión Martínez, directora general del Servicio de Salud; Miguel Ángel Soria Milla, director general de Atención Sanitaria y Calidad; Fernando Sanz García, secretario general del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha; Luis Miguel Carretero Alcántara, director gerente del Sescam.

Durante el acto, Cospedal ha afirmado que “vamos a salir fortalecidos de esta crisis”, para lo que es necesario “hacer las cosas bien, eliminar todo lo que no era necesario y garantizar unos servicios básicos para todos los ciudadanos”. Asimismo, la presidenta regional se ha mostrado “convencida” de que con el trabajo de todos ellos, de los que han tomado posesión de sus cargos, así como con la colaboración de toda la sociedad “lo vamos a conseguir”.

La presidenta del Ejecutivo regional ha afirmado que ser servicio público “no es una tarea fácil, pero las alegrías que puede conllevar un puesto de responsabilidad como el que ellos desempeñan, son las mayores que pueda tener uno nunca profesionalmente” En este sentido, Cospedal se ha dirigido a todos ellos afirmando que “cuando uno trabaja mucho y hace muchas cosas tiene el peligro de equivocarse; algo que no supone un problema, ya que el problema es no dar siquiera opción a la equivocación”. De esta forma, ha sugerido que “el que nunca se equivoca es el que nunca hace nada”.

En relación con las medidas emprendidas para garantizar los servicios sociales básicos, la presidenta ha afirmado que “tenemos una gestión y una administración mucho más eficiente y austera, más acorde con lo que tienen que ser de verdad las administraciones públicas, que tienen que existir para servir a los ciudadanos y no para servirse de ellos”, ha concluido.