Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Todos los hospitales amplían en octubre el cribado neonatal

El Centro Médico y el Hospital de Begoña incorporan la prestación, que ya se hace en el HUCA

Jueves, 24 de julio de 2014, a las 18:07
Redacción. Oviedo
El Principado de Asturias ampliará las pruebas de cribado neonatal en todos los hospitales de la red sanitaria a partir del 1 de octubre, una medida que beneficiará también a los bebés nacidos en el Centro Médico de Asturias y en el Hospital de Begoña, y con la que se podrán detectar hasta seis enfermedades, la mayoría de origen genético.

Julio Bruno.

El director general de Salud Pública, Julio Bruno, se ha reunido este jueves con los responsables de ambos centros sanitarios para ofrecerles que el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) realice el cribado neonatal universal ampliado a los bebés nacidos allí.

El 7 por ciento de los nacimientos de Asturias se producen en centros privados, en concreto 507 el año pasado. La Consejería de Sanidad ofrece la organización de este servicio público a todos los centros para garantizar el carácter universal de este programa preventivo en el Principado y reducir así la carga potencial de dependencia en los futuros asturianos, han informado fuentes del Gobierno asturiano.

En Asturias se desarrolla un programa de detección precoz de hipotiroidismo congénito (HC) y fenilcetonuria (PKU) desde 1982, con coberturas superiores al 98 por ciento de los nacimientos, realizado en el laboratorio de cribado de enfermedades endocrino-metabólicas de la Universidad de Oviedo.

La prueba, que se financia mediante una subvención de la Consejería de Sanidad, utiliza dos muestras de sangre capilar (prueba del talón); la primera se recoge a las 48 horas de vida del bebé para la detección de hipotiroidismo, y la segunda entre el quinto y el octavo día para la detección de fenilcetonuria.

A partir del próximo mes de octubre, y gracias a la nueva tecnología disponible en el HUCA, la detección se podrá realizar con una sola muestra recogida entre las 48 y las 72 horas de vida del bebé. Además, a las enfermedades objeto de cribado se sumarán otras cuatro: el déficit de acil-CoA deshidrogenasa de cadena media (MCAD), la acidemia glutárica tipo I (GA-I), el déficit de 3-hidroxi-acil-CoA deshidrogenasa de cadena larga (LCHAD) y la fibrosis quística (FQ).

Test a partir de las 48 horas de vida

Para la realización del nuevo test, a partir de las 48 horas de vida de la criatura, personal sanitario del centro hospitalario de nacimiento realizará una ligera incisión en el talón del bebé para obtener unas gotas de sangre con las que se impregna un papel absorbente homologado.

A continuación, la muestra se envía al laboratorio de cribado, ubicado en el laboratorio de bioquímica clínica del HUCA, junto con los datos básicos de tipo epidemiológico contenidos en un formulario. Los resultados del test de cribado se comunican a los padres y a los profesionales que hacen la solicitud, en caso de resultar positivos, para facilitar el adecuado seguimiento de los afectados.