Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 16:10

Todos contra la decisión de Llombart de ‘cargarse’ la Agencia Valenciana

El consejero valenciano genera “extrañeza” y “confusión” eliminando el servicio de salud

Martes, 08 de octubre de 2013, a las 18:12

Cristina Mouriño / María Márquez / Javier Barbado / Carlos Cristóbal / Javier Leo. Madrid
La decisión que anunciaba hace unos días el Gobierno de Alberto Fabra de suprimir la Agencia Valenciana de Salud no va a tener recorrido en otras comunidades autónomas. Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia han descartado por completo seguir sus pasos según han confirmado a Redacción Médica fuentes de las consejerías de Sanidad de estas comunidades. El sindicato CESM-CV ha mostrado su “extrañeza” y ha avanzado que su asesoría jurídica estudia dicha decisión, detrás de la cual Cánovas intuye “posibles problemas financieros”. CSIF ha mostrado su “preocupación porque esta decisión pueda generar confusión entre los trabajadores y usuarios” y los colegios de médicos han rechazado hacer valoraciones al respecto.

Castilla-La Mancha y Extremadura defienden la función del servicio de salud en la provisión

Luis Carretero, gerente del Sescam.

El gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Luis Carretero, ha atribuido la extinción del organismo valenciano a la “historia propia de cada comunidad autónoma” y ha subrayado que, en este caso, adquiere un cariz especial y se revela distinta a la de otras autonomías. Sin embargo, en su opinión “hay que ir en general en la dirección contraria, es decir, dar a los servicios de salud cada vez más nivel de autonomía y capacidad de gestión para que podamos responder a los retos de la sanidad en el futuro”.

El gerente se ha desmarcado de forma tajante de una decisión similar en Castilla-La Mancha y ha insistido en que, al menos en esta comunidad autónoma, “la sanidad regida solo por la administración –sin un servicio que la ejecute– no es la mejor fórmula organizativa” posible.

Extremadura también se ha expresado en esta línea. La Consejería de Salud y Política Social, que lidera Luis Alfonso Hernández Carrón, ha explicado a este diario que la absorción del SES por parte de la Consejería de Salud y Política Social no está sobre la mesa, al entender que es muy positivo que la consejería mantenga su función en relación a la planificación y el SES se centre en la provisión de los servicios sanitarios.

El consejero extremeño, Luis A. Hernández Carrón.

Con el cambio de gobierno en la región se llevó a cabo una importante reestructuración en el Servicio Extremeño de Salud, que fue sometido a una dieta de adelgazamiento en cuanto a cargos directivos y otros gastos superfluos, con lo que a día de hoy se trata de un organismo eficiente desde el punto de vista estructural, apuntan.

El papel del ICS está consolidado como asegurador público

Desde el departamento catalán han señalado que “no se plantean una medida de estas características porque consideran que el modelo sanitario catalán está consolidado y tiene una estructura muy definida, con el Instituto Catalán de la Salud (ICS) como asegurador público”. “No tenemos ninguna intención de que la estructura varíe”.

Andalucía y Castilla y León descartan que haya nada planeado en este sentido

Por su parte, la Consejería de Igualdad, Salud y Política Social de Andalucía, encabezada por María José Sánchez Rubio, ha manifestado que “no vamos a plantear algo así en base de la decisión que tome otra comunidad autónoma”.

Castilla y León ha rehusado entrar a valorar una iniciativa puesta en marcha por otra comunidad autónoma en el marco de sus competencias pero ha descartado que haya nada planeado en este sentido en la región.

Murcia lamenta este tipo de ‘aventuras’ autonómicas en solitario

Desde la Consejería de Sanidad de Murcia niegan por la mayor cualquier reestructuración a corto o medio plazo de su servicio de salud. Aunque no entran a valorar el caso en la comunidad vecina, en Murcia sí que reconocen que les “gustaría” que el modelo de gestión sanitario fuera “más homogéneo” en todo el SNS, al mismo tiempo que lamentan este tipo de ‘aventuras’ autonómicas en solitario.

La extrañeza de CESM y el ‘no comment’ de los Colegios

Andrés Cánovas, secretario general de CESM.

El secretario general de CESM en esta autonomía, Andrés Cánovas, ha manifestado su extrañeza porque “la Comunidad Valenciana sea la única sin Agencia de Salud”. Esa incertidumbre (le inquietan posibles y desconocidos problemas financieros del departamento que dirige Manuel Llombart) les ha llevado a encargar al servicio jurídico del sindicato “un estudio para ver si tiene algún valor” dicha decisión. Define a la extinta Agencia como “un planteamiento nacido para pagos y acuerdos” y por lo tanto, el traspaso a la Consejería no tiene impacto en el día a día de los profesionales, si bien recuerda que “en el Estatuto Marco aparece la dependencia del médico de la Agencia de Salud”.

El presidente autonómico de Sanidad del sindicato CSI•F, Rafael Cantó, ha mostrado su malestar con la confusión de los “responsables públicos” sobre “qué tipo de modelo pretenden crear”. “Primero fue Consejería de Sanidad, después Servicio Valenciano de Salud, luego volvió a ser Consejería, a continuación Agencia Valencia de Salud, y ahora Consejería otra vez. Dependiendo del político y del partido de turno cambia el sistema y eso únicamente genera confusión entre trabajadores y usuarios. Sería necesaria qué precisaran qué tipo de modelo de salud quieren”, ha apuntado.

En el ámbito colegial, la organización provincial valenciana prefiere no manifestarse sobre el asunto y por otro lado, este diario no ha podido conseguir una valoración del Consejo de Colegios Oficiales de Médicos, cuya presidencia ostenta ahora la entidad alicantina.