Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

20 minutos, tiempo máximo para las ambulancias tras la reestructuración

Dos variables han guiado la nueva estrategia: la frecuencia de uso y los tiempos del año anterior

Miércoles, 13 de marzo de 2013, a las 18:35

Redacción. Valencia
El consejero valenciano de Sanidad, Manuel Llombart, confía en que los servicios de transporte sanitario mantengan los tiempos de respuesta tras su reestructuración y afirma que será inferior a los 20 minutos. Por el contrario, el diputado socialista Ignacio Subías advierte de que esta medida "afectará a la calidad asistencial de los usuarios ante las urgencias" y que las poblaciones rurales "serán las más afectadas". 

Ignacio Subías.

Llombart se ha expresado de esta manera en la sesión de control de las Cortes al Consejo con motivo de la pregunta formulada por el diputado socialista Ignacio Subías para conocer qué criterios se han seguido para la reestructuración de los servicios de transporte sanitario de urgencia en la Comunidad y qué consecuencias tendrá para los usuarios. El titular de Sanidad ha apuntado que la reestructuración se ha realizado basándose en un estudio que ha utilizado dos variables: la frecuencia de uso y los tiempos del año anterior de respuesta ante la emergencia. "De ese estudio se ha concluido que se podía realizar una mejor distribución que permitía responder con los mismos tiempos de respuesta y con más eficiencia", ha indicado. Además, estos servicios mantienen las 45 unidades de Soporte Vital Avanzado; se han reducido tres unidades de Soporte Vital Básico y a 21 unidades se les ha reducido de 24 a 12 horas el servicio.

  Asimismo, ante las críticas de Subías de que la Consejería no consultó con los alcaldes la aplicación de esta reestructuración, Llombart ha apuntado que "todos los alcaldes sabían la decisión cuando la tuvimos". Subías, que ha reprochado los "recortes" que en el ámbito sanitario está adoptando el Consejo, ha afirmado que "todos los días" recibe llamadas de personas que tienen "problemas asistenciales". "Cada decisión que toman ataca los derechos de las personas y los excluyen del sistema y la reestructuración en el transporte sanitario "afectará a la calidad asistencial de los usuarios ante las urgencias", ha advertido.