17 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Tecnología y crónicos, pilares estratégicos de las consejerías

Los consejeros de La Rioja y Comunidad Valenciana, y la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de Madrid apuestan por una reorientación del SNS

mar 22 noviembre 2011. 18.06H
María Márquez / Imagen: Pablo Eguizábal / Adrián Conde. Madrid
Reorientar el modelo asistencial hacia el crónico es una necesidad debatida ampliamente en los últimos años que en ciertas autonomías por fin empieza a materializarse. Es la meta de José Ignacio Nieto, titular de Salud y Servicios Sociales de La Rioja, el consejero valenciano Luis Rosado, y la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de Madrid, Patricia Flores. La estratificación de pacientes crónicos, la Atención Primaria como canalizador de un nuevo modelo y la ayuda de la tecnología han sido claves en sus discursos durante la inauguración del V Congreso Europeo de Pacientes, Innovación y Tecnologías, tres jornadas celebradas en el Instituto de Salud Europeo de Salud y Bienestar Social.

Manuel de la Peña, presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social (dcha), ejerció de moderador en la inauguración con la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Patricia Flores; y los consejeros de Salud y Servicios Sociales de La Rioja, José Ignacio Nieto, y de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Luis Rosado.


Manuel de la Peña, presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, ejerció de anfitrión resaltando la importancia de aumentar la comunicación entre médico y paciente porque si este está bien informado “logra una mayor mejoría”. El objetivo de la entidad para este año es, según sus palabras, “fomentar la solidaridad con pacientes, familiares y asociaciones”. Y en un último mensaje, alertó del déficit de médicos que la Organización Mundial de la Salud cifra en 4 millones de profesionales en todo el mundo.

Rosado apuesta por la Atención Primaria.

La 'Pirámide de Kaiser' en la consejería madrileña.

Estratificación de crónicos, la meta para la consejería de Lasquetty

La intervención de la viceconsejera Patricia Flores versó sobre tres conceptos esenciales: asociaciones de pacientes, tecnología y estratificación de crónicos. Si la interlocución con el tejido asociativo fue definido como un “instrumento clave” para la Consejería de Madrid, la tecnología ha ayudado a “cambiar el ritmo de la asistencia”, y el gran interés ahora de esta Administración autonómica es saber “con nombres y apellidos” quiénes se encuentran en lo alto de la 'Pirámide de Kaiser', crónicos polimedicados y grandes consumidores del sistema.

La AP es la base del cambio para Rosado

Con cifras de impacto sobre el envejecimiento de la población española en un futuro (la segunda del mundo precedida por Japón), el consejero valenciano Luis Rosado resaltó el papel que en su autonomía tendrán tres actores fundamentales hacia un nuevo modelo asistencial: Administración (“modernizada”), profesionales (“con más poder”) y el paciente (“copartícipe”). Para Rosado, la base de esta reorientación es la Atención Primaria que pivote en tres ejes: ‘zona básica de salud’, el nuevo rol de Enfermería, y la gerencia única. A este plan se suma la tecnología especialmente orientada a la cronicidad, con un piloto que comienza en la Comunidad Valenciana en enero y volviéndose “terapéutica” en función del riesgo de cada paciente.

Recortes no, ajustes

Alegato pro PP de José Ignacio Nieto.

El consejero de Salud y Servicios Sociales de La Rioja, José Ignacio Nieto, comenzó su intervención con un alegato de los gestores autonómicos. Según aclaró, “nadie quiere, como dijo Boi Ruiz hace unos días, desmantelar el sistema”. Nieto no quiere hablar de recortes sino de “ajustes” y confía en que el Gobierno de Mariano Rajoy “no pondrá en riesgo el bienestar social” ya que en ninguna autonomía de este color político “se ha hecho nada en este sentido”. Admitiendo “el mal trago” por el que pasa La Rioja presupuestariamente hablando, Nieto defendió su “capacidad para salvarse sin renunciar a la calidad asistencial”. “Tenemos que ser más eficientes, y los primeros de todos, los pacientes”, sentenció. Por último, destacó el ahorro conseguido por los Reales Decretos de impacto en la factura farmacéutica y de prescripción por principio activo, “un aliado indiscutible”.