Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:30

Talavera pone en marcha un plan para reducir el absentismo de los pacientes

Intenta generar una cultura de concienciación ciudadana fomentando entre los profesionales una actitud proactiva de información

Jueves, 05 de septiembre de 2013, a las 12:15

Redacción. Toledo
Reducir por un lado el número de pacientes que no acuden a sus citas médicas y por otro, el de los que no asisten a las intervenciones quirúrgicas programadas, es el objetivo del Plan para la reducción del absentismo de pacientes en las consultas del Hospital General “Nuestra Señora del Prado” y de los centros de salud del Área de Talavera. Según ha informado el Sescam, esta iniciativa de la Gerencia de Atención Integrada de Talavera de la Reina, (Toledo) se suma a la campaña de prevención del absentismo que se viene desarrollando desde hace unos meses en el centro hospitalario de la ciudad.

José Luis Morillo.

Según el gerente del Área de Talavera, José Luis Morillo, “la ausencia de pacientes es una realidad que origina graves inconvenientes para el desarrollo normal de nuestra actividad, ya que perjudica de forma directa a otros pacientes que podrían haber ocupado las citas perdidas”. Conscientes de este hecho, se ha desarrollado un plan para disminuir el absentismo entre los usuarios.

Durante el pasado año el Hospital de Talavera  registró una actividad total de 246.225 consultas de las cuales cerca del 13.000 (5 por ciento) no acudieron a su cita ni utilizaron los mecanismos disponibles para cancelarlas. En relación a las intervenciones quirúrgicas, fueron 45 personas las que no se presentaron a la operación programada y no avisaron de su incomparecencia. En el caso de Atención Primaria, con aproximadamente 2 millones de citaciones al año en los centros de salud, el ausentismo en Pediatría, por ejemplo, alcanza el 16 por ciento de los pacientes citados, lo que viene a significar que, de cada 35 niños citados (promedio de actividad pediátrica por día) no acuden a consulta, unos 6 al día. Se genera así una gestión inadecuada del tiempo y descoordinación de la consulta, que origina a su vez más lista de espera y más insatisfacción del usuario.

Según Morillo, “esta iniciativa está orientada a mejorar la calidad del servicio recibido, y por ello hacemos un llamamiento a la colaboración a través de las redes sociales”. El gerente anima a los ciudadanos para que anulen la cita si no pueden acudir a la misma. Cuando el tiempo entre la obtención de la cita en el Hospital y la fecha de ésta sea mayor a 15 días, el paciente recibirá una llamada telefónica de recuerdo unos días antes de la cita para la primera consulta con el especialista o el día anterior de la intervención quirúrgica. Los pacientes que dejen un teléfono móvil de contacto recibirán un SMS.

Si la distancia es menor o igual a 15 días, se registrarán las veces que un paciente no acuda a consulta en el centro de salud sin previo aviso. Dependiendo del número, el usuario recibirá diferentes comunicaciones con el objetivo de concienciarle de la importancia de anular la cita en caso de no poder acudir para mejorar la atención y reducir así las posibles demoras.

Así mismo, el plan incluye generar una cultura de concienciación ciudadana fomentando entre los profesionales una actitud proactiva de información al paciente, sobre las dificultades que se generan al no anular una cita previamente solicitada.