Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:05

Son Llàtzer asiste 20.000 partos en sus diez años de vida

El hospital se ha caracterizado por aplicar el alumbramiento natural

Miércoles, 18 de mayo de 2011, a las 17:03

Redacción. Palma
El hospital Son Llàtzer de Palma ha asistido 20.000 partos cuando está a punto de cumplir el décimo aniversario de su apertura, en diciembre de 2001.

El consejero de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs (centro), acompaña a la primera madre que dio a luz en el Hospital Son Llàtzer y su hijo de diez años, y la madre que ha tenido el parto número 20.000 y su bebé.

El parto número 20.000 ha sido el de Mariana Candel Sánchez que dio a luz a un niño el pasado 26 de abril a las 5.53 horas, según ha informado el hospital en un comunicado. La madre y su hijo han visitado Son Llàtzer para celebrar un acto en el que también han participado la primera mujer que dio a luz en el hospital, Eva Lacasa, y su hijo, que a finales de diciembre cumplirá los diez años, coincidiendo con el aniversario del centro.

El hospital comenzó a atender partos tan solo un mes después de abrir en 2001 y durante el mismo año asistieron 1.137 partos, una cifra que ha ido en aumento hasta alcanzar los 2.526 nacimientos el año pasado.

Según el comunicado, en el año 2003 se incrementó el número de partos en un 58 por ciento respecto al 2002, que pasaron de 1.137 a 1.798. Respecto al número de cesáreas, durante la década ha subido de forma progresiva de un 14 por ciento en 2003 al 20 por ciento en 2010, a causa del aumento de complicaciones en el embarazo, así como el de partos de riesgo.

El hospital, según la nota, se ha caracterizado por aplicar el parto natural, que ha sido financiado y recomendado por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.

"Se busca un parto más humanizado, en el que prime la intimidad y la individualidad, además de no realizar prácticas ni intervenciones innecesarias que comprometan la seguridad y el bienestar de la mujer durante el parto y el postparto", según la nota.

Además, Son Llàtzer cuenta con un área de partos en la que se facilita la relajación con música, pelotas de masaje y bañeras de agua, siguiendo el estado de la paciente por monitorización y control del feto de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.